En busca de tesoros

A veces permitimos que los pensamientos del mañana ocupen mucho del presente. El soñar en el pasado y añorar el futuro quizás brinde consuelo, pero no tomará el lugar de vivir en el presente. Hoy es el día de nuestra oportunidad, y debemos aprovecharla.

El profesor Harold Hill, en la obra The Music Man, de Meredith Wilson, hizo la advertencia: “Si amontonas suficientes mañanas, descubrirás que has coleccionado muchos ayeres vacíos”.

No habrá mañanas que recordar si no hacemos algo hoy, y a fin de vivir hoy más plenamente, debemos hacer lo que es de mayor importancia. No dejemos para después las cosas que son más importantes.

Recientemente leí el relato acerca del hombre que, poco después del fallecimiento de su esposa, abrió el cajón de la cómoda donde encontró una prenda que ella había comprado cuando habían visitado el este de los Estados Unidos hacía ocho años. Ella no se la había puesto porque la estaba guardando para una ocasión especial. Ahora, por cierto, esa ocasión jamás llegaría.

Discurso completo: En busca de tesoros