Sean un ejemplo y una luz

Cada uno de nosotros vino a la tierra habiendo recibido la luz de Cristo. Al seguir el ejemplo del Salvador y vivir como Él vivió y enseñó, esa luz arderá en nosotros e iluminará el camino para los demás.

El apóstol Pablo enumera los seis atributos de un creyente, atributos que permitirán que nuestra luz brille. Analicemos cada uno de ellos.

Menciono los dos primeros atributos juntos, ser un ejemplo en palabra y en conducta.

El siguiente atributo que mencionó Pablo es la caridad, que ha sido definida como el amor puro de Cristo.

El siguiente, debemos ser un ejemplo en espíritu. Para mí eso significa esforzarnos por tener amabilidad, gratitud, perdón y buena voluntad. Esas cualidades nos brindarán un espíritu que tocará la vida de aquellos que nos rodean.

Ser un ejemplo de fe significa que confiamos en el Señor y en Su palabra. Significa que poseemos y que fomentamos las creencias que guiarán nuestros pensamientos y nuestras acciones.

Discurso completo: Sean un ejemplo y una luz