Conferencia General Octubre 1988

SESIÓN DEL SÁBADO POR LA MAÑANA
Tenemos que inundar la tierra con el Libro de Mormón Ezra Taft Benson
Vicio o Libertad Russell M. Nelson
Tomemos las decisiones correctas Robert D. Hales
El divino Don de la Expiación James E. Faust
La medida de nuestro corazón Marvin J. Ashton
SESIÓN DEL SÁBADO POR LA TARDE
Los funerales en la Iglesia Boyd K. Packer
Un camino aún más excelente Robert E. Sackley
Comuniquémonos como Cristo lo haría L. Lionel Kendrick
La base y las raíces del testimonio John K. Carmack
Una mano de hermanamiento M. Russell Bailará
Respondedme Neal A. Maxwell
SESIÓN DEL SACERDOCIO
El Sacerdocio de Dios Joseph B. Wirthlin
Invitemos a los demás a «venir a cristo» Gene R. Cook
Un corazón obediente Monte J. Brough
Elige la Iglesia Albert Choules, hijo
Tenemos una tarea Lloyd P. George
¿Que salisteis a ver? Gerald E. Melchin
Más importante que la victoria Thomas S. Monson
A los obispos de la Iglesia Gordon B. Hinckley
SESIÓN DEL DOMINGO POR LA MAÑANA
El poder sanador de Cristo Gordon B. Hinckley
Las bendiciones divinas Howard W. Hunter
La ley real del amor Marion D. Hanks
¿Que pensáis del Cristo? Dallin H. Oaks
Distintivos de un hogar feliz Thomas S. Monson
SESIÓN DEL DOMINGO POR LA TARDE
Instruye al niño . . . L. Tom Perry
Los verdaderos amigos Richard G. Scott
Niños que gocen de paz Michaelene P. Grassli
La calidad de la vida eterna William G. Bangerter
Un llamado a servir David B. Haight
Yo testifico Ezra Taft Benson
REUNIÓN GENERAL DE MUJERES
Nuestra preparación espiritual y temporal Barbara W. Winder
Seguiré el plan que Dios tiene para mi Michaelene P. Grassli
Defendamos la verdad y la rectitud Ardeth G. Kapp
Para las hermanas adultas solteras de la Iglesia Ezra Taft Benson