El Libro de Moisés

EL LIBRO DE MOISÉS

La portada. Partes de la traducción de la Biblia

Poco después de que la Iglesia fue organizada, el 6 de abril de 1830, el Señor mandó al profeta José Smith comenzar una traducción inspirada de la versión del rey Santiago de la Biblia. Hoy, a esa revisión inspirada, en la que el Profeta trabajó hasta el momento de su muerte, se le conoce como la Traducción de José Smith. El profeta José Smith restauró a la Biblia “muchas partes que son claras y sumamente preciosas, y también… muchos de los convenios del Señor” que se habían quitado (1 Nefi 13:26; véase también 1 Nefi 13:39–40). Entre junio de 1830 y febrero de 1831, el Profeta terminó desde Génesis 1:1 hasta Génesis 6:13, que ahora forma parte de la Perla de Gran Precio como Moisés 1–8.

El libro de Moisés se puede dividir en dos secciones principales: Moisés 1, que relata las experiencias de la vida de Moisés que no se encuentran en el libro de Génesis, y Moisés 2–8, que contiene los relatos inspirados y restaurados de acontecimientos que se describen en la Biblia, entre los que se encuentran la creación de la tierra; la caída de Adán y Eva; la historia de Caín y Abel; el ministerio, las enseñanzas y las visiones de Enoc; y la historia de Noé hasta el tiempo en el que el Señor decretó la destrucción de toda carne por medio del Diluvio. Al llegar aquí, debemos regresar a Génesis 6:14 para continuar el registro histórico.

El profeta José Smith escribió como introducción a Moisés 1: “El Señor, que conocía bien nuestra situación principiante y delicada, nos dio fortaleza y nos concedió ‘línea sobre línea de conocimiento: un poco aquí y un poco allá’, de lo cual lo que sigue es una valiosa porción” (History of the Church, tomo I, pág. 98; citado por el élder Neal A. Maxwell; “La vida premortal, una gloriosa verdad”, Liahona, enero de 1986, pág. 12). 3