Escúchalo


La oscuridad creciente que acompaña a la tribulación hace que la luz de Jesucristo brille con mayor fulgor. Solo piensen en el bien que cada uno de nosotros podemos hacer en estos tiempos de agitación mundial. Su amor por el Salvador y su fe en Él, bien pueden ser el factor que promueva que alguien descubra la restauración de la plenitud del evangelio de Jesucristo.

Podemos acudir a las Escrituras. En ellas se nos enseña acerca de Jesucristo y Su evangelio, de la magnitud de Su expiación y del gran plan de felicidad y redención del Padre. Sumergirnos diariamente en la palabra de Dios es crucial para la supervivencia espiritual, especialmente en estos días de agitación mundial. Al deleitarnos diariamente en las palabras de Cristo, las palabras de Cristo nos dirán cómo responder a dificultades que jamás pensamos que íbamos a enfrentar.

Nuestro Padre sabe que lo que más nos ayudará cuando nos rodee la incertidumbre y el temor, es escuchar a Su Hijo.

Leer discurso completo: “Escúchalo”