. . . Florecerán como la rosa . . .

Conferencia General Abril 1976

«. . . FLORECERÁN COMO LA ROSA . . .»

Los lamanitas deben elevarse en majestad y poder

por el élder J. Thomas Fyans


La inspiración y dirección de los profetas a través de los años, nos han dado  el conocimiento de lo que habría de venir. En ésta, nuestra dispensación, hemos recibido un libro de declaraciones proféticas.

El profeta José Smith ha dicho: «Uno de los aspectos más importantes en la fe de la Iglesia de los Santos de los Últimos Días por medio de la plenitud del evangelio sempiterno, es el recogimiento de Israel del cual los lamanitas son parte.

En un edicto de los Doce Apóstoles en 1845, se nos dice, hablando de los lamanitas de toda América: «También ellos llegarán al conocimiento de sus antepasados y al de la plenitud del evangelio; y lo abrazarán y serán una rama justa de la casa de Israel».

El presidente Brigham Young, hablando de las conversiones de los lamanitas dijo: «Mirad y vedlos como una llama de fuego, un poderoso torrente que fluye como una gran marcha de ángeles» (Young Woman’s Journal, mayo de 1890, pág. 263).

John Taylor expresó este pensamiento, «La misma organización del sacerdocio debe ser introducida y conservada entre la Casa de Lehi así como entre aquellos de Israel reunidos de las naciones gentiles».

El presidente Wilford Woodruff previó el futuro y reveló que «Sion está destinado a levantarse y florecer. Los lamanitas florecerán como la rosa en las montañas . . . Cada palabra que Dios ha dicho de ellos se cumplirá, y ellos, muy pronto recibirán el evangelio. Ese día se manifestará el poder de Dios entre ellos, y surgirá una nueva nación (Journal of Discourses, 15:282).

Ahora consideremos las revelaciones de hoy en día que nuestro Profeta actual ha compartido con nosotros: «Los lamanitas han de levantarse en majestad y poder» (Confence Report. oct. de 1947, pág. 22).

Esta declaración profética fue hecha el 3 de octubre de 1947, cuando en Centroamérica había menos de cien miembros y en la gran tierra de México menos de cinco mil. «Los lamanitas habrán de levantarse en majestad y poder.» Los que eran menos de 100 en Centroamérica cuando esas palabras proféticas fueron pronunciadas, se han convertido en la actualidad en más de 40.000. De los menos de 5.000 en México, en aquel tiempo, actualmente hay una rica cosecha de más de 150.000, que se destacan imponentes en medio del campo blanco, listo para la siega.

El total de miembros que había en esos países en 1947, representa la cosecha de un par de meses en la actualidad.

Continúo con la declaración del presidente Kimball: «Debemos esperar ansiosos ese día en que gocen de seguridad económica, cultura, refinamiento y educación; administrarán granjas, negocios e industrias, y estarán dedicados a las profesiones y a la enseñanza» (Ibid.).

Cuando escuchamos aquellas palabras en 1947, eran muy pocos los profesionales que había entre los miembros de la Iglesia en esos países. «Administrarán granjas», dijo el presidente Kimball. Hay un presidente de estaca, que administra un negocio de siete granjas, con más de 400.000 pollos. «…negocios e industrias, y estarán dedicados a las profesiones y a la enseñanza.» Escuchad la lista que des-cribe las profesiones de presidentes de estaca miembros del sumo consejo y obispos de la ciudad de México: Arquitectos, abogados, ingenieros, agrónomos, bioquímicos, mecánicos, empleados de aerolínea y de la industria petrolera, topógrafos, electricistas, médicos, dentistas, enfermeras, gerentes de negocios, sastres, carpinteros, contratistas, maestros, administradores de escuelas, contadores públicos, herreros, agentes de seguros, granjeros, etc. Al elevarse el número en la lista, también se ha elevado el nivel de una nación.

El lugar de origen de una de las refinerías más grandes en Latinoamérica se encuentra en los alrededores de un antiguo estatuario Tolteca, esperando procesar ríos de petróleo en canales que recorran cientos de kilómetros por sobre las montañas y a través de los valles. Un complejo generador de electricidad, suficiente para abastecer muchas ciudades,  está situado junto  a  los restos  de una  antigua civilización que alcanzó el apogeo de la paz por la que nosotros continuamos luchando.

Continúo citando las palabras del presidente Kimball: «. . . se organizarán en barrios y estacas de Sión». Quince estacas se organizaron en México en un día.

Los hermanos de México y América Central aquí presentes, representan 31 estacas y 171 barrios y ramas; si agregamos las 9 misiones, los 38 distritos y las 215 ramas de misión, tenemos un total de 456 unidades de la Iglesia solamente en esta parte de la viña del Señor, que produce fruto en abundancia. Nos acercamos a los

200.000 espíritus eternos que han recibido el evangelio. En ellos tenemos la clara evidencia del cumplimiento de una profecía.

Al encontrarme recientemente en las playas del Océano Pacífico por unos momentos, observé las olas en movimiento y la marea que se acercaba a la playa arenosa. El oleaje poderoso elevaba cada vez más las marcas sobre la arena, como un recordatorio de promesas a los hijos, cuya memoria está entorpecida por la distancia y el tiempo, y que también están esforzándose, anhelando, y mereciendo las alturas no alcanzadas desde tiempo inmemorial. No obstante, ahora reaccionan con promesas que surgen de un poder interno tan poderoso como las olas y la marea, y serán nuevamente elevados por medio del servicio meritorio a las alturas de un ayer ya olvidado y a metas accesibles tan sólo en el recuerdo.

El Señor ha bendecido las declaraciones proféticas del presidente Kimball, con el cumplimiento de las mismas.

¿Cómo lo supo? ¿Quién le dio el poder de ver el futuro? ¿Quién soltó los grillos de temor de su lengua?

Los profetas no se pueden discernir por medio de procesos intelectuales. Las declaraciones que se han escuchado este día no han sido presentadas como prueba de que el presidente Kimball es un Profeta; son simplemente evidencias exteriores de un poder interno. No son una prueba sino un testimonio de los poderes divinos vinculados con el origen de toda la verdad eterna.

Así como el Señor instruyó a Abraham, Isaac y Jacob y éstos conservaron registros de su inspiración para nuestros días, al igual que sucedió con Jeremías, Isaías, Malaquías y otros, aún así habla el Profeta en la actualidad.

Testifico que hay un Profeta del Señor sobre la tierra y no es diferente de aquellos de la antigüedad. No lleva sandalias ni túnicas largas como era la costumbre antigua, pero posee poder, visión y presciencia para el presente y el futuro. El Señor es nuestra luz y esa luz nos llega por medio de los profetas. De esto testifico en el nombre de Jesucristo. Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a . . . Florecerán como la rosa . . .

  1. Anónimo dijo:

    Lo leo y lo vuelvo a leer. Se que es verdad! Se que se cumplirá!

    Me gusta

  2. SERGIO JOSE ARIZA VELASCO dijo:

    Naci de 8 meses pesando 3 libras ,a los 3 años cumplidos tenia el mismo peso y la misma estatura cuando naci. me dió las siguientes enfermedades. hepatitis, sarampión, paperas, tos ferina, varicela, gastroenteritis, sinucitis, me operaron de apendicitis: piez izquiero y forunculo en la nariz, me dio tres bronquitis y tres dengues, habilité matemáticas desde quinto primaria hasta el grado 11, bendición de DIOS: soy economista de profesión, musico profesional: interpreto piano, guitarra, violin, canto porque estudié música, soy abogado con posgrado en derecho constitucional colombiano, tengo posgrado en docencia universitaria y a su vez soy lider voluntario de la Defensa Civil de Colombia el organismo de socorro y humanitario más grande de Colombia y se lo debo a mis señores padres que ya cruzaron el velo, A DIOS Y A LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS SANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS, y se que de los lamanitas se está cumpliendo conmigo y dia a dia a los que tengo al rededor les pido el favor que dia a dia se preparen porque LA GLORIA DE DIOS ES LA INTELIGENCIA, SIMPLEMENTE ES LUZ Y VERDAD

    Me gusta

  3. Carmen Gabriela Martinez Cubillas dijo:

    Es que contigo se cumple la promesa, los lamanitas floreceran como la rosa.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s