En el púlpito

Introducción
1 ¿Dónde está su confianza en Dios? — Lucy Mack Smith
2 Adán–ondi–Ahmán — Elizabeth Ann Whitney
3 Vamos a hacer algo extraordinario — Emma Hale Smith
4 Conforme al orden de los cielos — Sarah Cleveland, Elizabeth Ann Whitney, Presendia Buell, Lucy Mack Smith, Elizabeth Durfee, Eliza R. Snow y Patty Sessions
5 Este Evangelio de alegres nuevas para todos — Lucy Mack Smith
6 Buscar al Señor para obtener sabiduría — Phoebe M. Angell
7 El convenio de la Sociedad de Socorro del Barrio Trece — Matilda Dudley Busby
8 Todas tenemos una misión que cumplir — Elicia A. Grist
9 Dios nos habilitará para vencer — Mary Isabella Horne
10 Dediquémonos a cultivarnos — Eliza R. Snow
11 Servimos a un Dios justo — Zina D. H. Young
12 Sean pacientes y dispuestas a perdonar — Jane H. Neyman
13 La oración de fe — Drusilla D. Hendricks
14 Una elevación muy por encima de lo común — Eliza R. Snow
15 Nuestra misión — Mary Ann Freeze
16 Ensayo sobre la fe — Mary B. Ferguson
17 Los frutos de nuestra labor — Lillie T. Freeze
18 Cada hermana debe dar un paso al frente — Eliza R. Snow
19 El poder de la oración — Ellenor G. Jones
20 Oración — Elvira S. Barney
21 La escuela de la experiencia — Mattie Horne Tingey
22 Nuestro sexto sentido, o sentido del entendimiento espiritual — Sarah M. Kimball
23 La oración — Ann M. Cannon
24 Todavía tenemos una misión mayor — Bathsheba W. Smith
25 Dios me lo ha revelado — Rachel H. Leatham
26 Una gran locomotora — Amelia Flygare
27 Ahora mi conocimiento es preciso — Annie D. Noble
28 Amarás a tu prójimo — Emma N. Goddard
29 El perdón es como la misericordia — Jennie Brimhall Knight
30 El valor de la fe — Amy Brown Lyman
31 El sentido de responsabilidad en nuestro oficio — Lalene H. Hart
32 La crisis religiosa de nuestros días — Elsie Talmage Brandley
33 Preparen su corazón — Leone O. Jacobs
34 Cultivar los valores de la vida eterna — Mary J. Wilson
35 Cómo obtener conocimiento e inteligencia — Marianne C. Sharp
36 Al más pequeño de estos — Margaret C. Pickering
37 Unidad de sentimientos — Louise W. Madsen
38 Mi yugo es fácil y ligera mi carga — Alice C. Smith
39 La Sociedad de Socorro brinda felicidad — Lucrecia Suárez de Juárez
40 Las mujeres Santos de los Últimos Días en el cambiante mundo actual — Belle S. Spafford
41 Dejarse llevar, soñar, dirigir — Ardeth G. Kapp
42 La estación del despertar — Elaine A. Cannon
43 Teología de los Santos de los Últimos Días sobre el sufrimiento — Francine R. Bennion
44 El tesoro desconocido — Jutta B. Busche
45 Obtengan una vida — Elaine L. Jack
46 Canastos y frascos — Chieko N. Okazaki
47 Decisiones y milagros… Y ahora veo — Irina Kratzer
48 Saber quiénes son… y quiénes han sido siempre — Sheri L. Dew
49 Con santidad de corazón — Bonnie D. Parkin
50 La oración: Una cosa pequeña y sencilla — Virginia H. Pearce
51 Por qué estamos organizados en cuórums y en sociedades de socorro — Julie B. Beck
52 Nuestro Padre Celestial tiene una misión para nosotros — Judy Brummer
53 Nuestros regalos del día de reposo — Linda K. Burton
54 Cómo resolver conflictos utilizando los principios del Evangelio — Gladys N. Sitati
1 El privilegio de las hermanas — Elizabeth Ann Whitney
2 Redoblemos nuestra diligencia — Anabella Haight, Rachel Whittaker, Elizabeth Liston, hermana Morris y Alice Randle
3 Hermanas en verdad — Rebecca E. Standring
4 Un zángano en la colmena de Deseret— Julia Cruse Howe
5 Hay una diferencia — Kate M. Barker
6 La seria reflexión precede a la revelación — Maurine Jensen Proctor
7 Obtener luz por medio de la indagación — Julie Willis

Esta entrada fue publicada en En el púlpito, Sociedad de Socorro y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a En el púlpito

  1. Nancy Patiño dijo:

    Amo esta página, gracias por siempre poner tantos recursos inspirados, no importa si ya están en las páginas oficiales. Disfruto mucho visitar “Discursos SUD” siempre encuentro algo inspirado para estudiar.

    Me gusta

  2. Francisco Rondan dijo:

    amo ser miembro de la Iglesia de Jesucristo , amo a mi salvador y se que cada una de las personas en la tierra puede disfrutar del amor de Dios
    los discursos son hermosos y inspirados por el Santo espiritu .
    Dios Es Amor .

    Me gusta

  3. Abel Herrera dijo:

    Deberás que cuando llegas al lugar que tanto has buscado, se sientes que has llegado a casa, fui líder en la iglesia tradicional de mis padres por.mucho tiempo, hasta que el Señor me rescató, heme aquí feliz y contento porque está iglesia se preocupa porque sus miembros se.nttan, amo este espacio, me encanta, Discurso Sud

    Me gusta

  4. David Aguilar dijo:

    Que maravillosas enseñanzas podemos disfrutar juntamente como matrimonio , al estudiar en el Pulpito, nos edificamos y he notado como ha aumentado la fe y el deseo de mi esposa para ser mejor mujer, esposa y ciudadana .

    Me gusta

  5. Anónimo dijo:

    Que fortalecedor es encontrar discursos que llenan nuestro espíritu de paz y calman el corazón angustiado. Amo esta iglesia, este evangelio. Se que es verdadera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s