Buscad Diligentemente

Buscad Diligentemente

(Tomado de the Church News)

Y por cuanto no todos tienen fe, buscad diligentemente y enseñaos el uno al otro palabras de sabiduría; sí, buscad palabras de sabiduría de los mejores libros; buscad conocimiento, tanto por el estudio como por la fe.— (D. y C. 88:118)

Mucho es lo que se dice acerca del valor de la educación en estos días. Por todas partes leemos que “el conocimiento es poder” o que ésta es “la edad del alumbramiento’’ o “la ignorancia es esclavitud”. Es cierto que estamos viviendo en una edad sumamente notable, en la que el conocimiento ha aumentado milagrosamente sobre la tierra, tal como lo anunciaron los profetas antiguos. Y también es cierto que este Conocimiento adicional debe hacernos más inteligentes, darnos mejor, criterio y proveernos mayor prudencia.

Pero hay ocasiones en que el género humano se hace sabio para su propia vanagloria. Algunas veces el orgullo resulta del progreso y se pierde la humildad. Pronto se olvida de la fuente de la verdadera sabiduría, conocimiento e inteligencia.

Los Santos de los Últimos Días siempre han sido grandes defensores de la educación. Los primeros edificios construidos en Utah fueron hogares, iglesias y escuelas. La norma actual de educación entre los Santos de los Últimos Días es como un faro para la nación y el mundo.

Dios ha fomentado la educación entre su pueblo. Le ha dado instrucciones de estudiar, de leer los mejores libros, de buscar el desarrollo. Ha enseñado que ningún hombre puede salvarse en la ignorancia, y que aun la propia gloria de Él es la inteligencia.

Al mismo tiempo, nos hace algunas observaciones con respecto a la educación. Nos ha dicho que es cosa buena obtener conocimiento. . . si retenemos nuestra fe en Él. Una de las tragedias mayores de la vida es perder uno su fe.

Actualmente vivimos en una época cuando hay más razón para creer en Dios que en cualquier otra de las generaciones pasadas. Las ciencias se están volviendo a Dios. Los filósofos están aceptando su existencia como hecho necesario. Los hombres de negocio están recurriendo a la Biblia. Nosotros mismos tenemos una nueva revelación de Dios por conducto del profeta José Smith. Pero a pesar de todo esto, todavía hay algunos para quienes la religión es como la ropa que nos queda chica cuando hemos crecido, y prefieren la sabiduría de los hombres a la del Creador. ¿Por qué?

Algunos aceptan los consejos de profesores que son ateos, cuyos conceptos impugnan la fe. No piensan en preguntarse a sí mismos si estos profesores están, al corriente y poseen el “nuevo conocimiento” que los científicos están descubriendo, por medio del cual se han convencido de que Dios efectivamente vivé y que el universo es su creación especial. De modo que cuando los alumnos se ven frente a frente con las pretensiones de hombres sin inspiración, se dejan vencer porque carecen de conocimiento suficiente para combatirlos.

Otros son escépticos por naturaleza. Tienen que serles probadas todas las cosas. Tienen que ver con sus propios ojos y palpar con sus propias manos. Si no pueden ver, oír, sentir o gustar una sustancia, teoría o enseñanza, para ellos no existe.

¡Cuán necesario es que aceptemos tantas cosas por la fe aun en la ciencia y la industria! ¿Habría proyectiles y satélites, si alguien no hubiese tenido fe? ¿Habría cosechas, minas o escuelas, las mismas escuelas que a veces desarrollan este escepticismo?

Es noble y prudente creer aquello para lo cual existe una base razonable. Es una imprudencia ser uno completamente escéptico.

Cuando el Señor le habló al profeta José Smith acerca de su obra, le dijo: “Escudriñad diligentemente, orad siempre, sed creyentes, y todas las cosas obrarán juntamente para vuestro bien, si andáis en la rectitud y recordáis el convenio que habéis hecho el uno con el otro.” (D. y C. 90:24)

 

 

Esta entrada fue publicada en Conocimiento, Diligencia, Estudio de las escrituras, Fe y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s