Mensaje de introducción

Conferencia General Abril 2022

Mensaje de introducción

Por el presidente Dallin H. Oaks
Primer Consejero de la Primera Presidencia

Honramos a las hijas de Dios en esta sesión especial al concentrarnos en los asuntos que les conciernen a ellas y a sus organizaciones.

Dallin H. Oaks


Mis queridas hermanas, al comienzo de esta singular Sesión de mujeres de la conferencia general, me complace ofrecer este mensaje de introducción de la Primera Presidencia.

A lo largo del tiempo, nuestras sesiones del sábado han tenido diferentes propósitos y audiencias. Esta noche, esa historia se amplía al embarcarnos en un nuevo propósito y procedimiento para el futuro cercano. El evangelio de Jesucristo no cambia. La doctrina del Evangelio no cambia. Nuestros convenios personales no cambian, pero, con el curso de los años, las reuniones que llevamos a cabo para transmitir nuestros mensajes sí cambian, y es muy probable que continúen cambiando con el tiempo.

Por ahora, esta reunión del sábado por la noche es una sesión de la conferencia general, no de ninguna organización. Como en todas las sesiones de la conferencia general, la planificación, los discursantes y la música han sido designados por la Primera Presidencia.

Hemos pedido a la presidenta Jean B. Bingham, Presidenta General de la Sociedad de Socorro, que dirija esta sesión. Las futuras sesiones del sábado por la noche podrán ser dirigidas por una de las otras Oficiales Generales de la Iglesia, tales como miembros de las Presidencias Generales de la Sociedad de Socorro, las Mujeres Jóvenes o la Primaria, designadas por la Primera Presidencia.

Hoy, esta sesión del sábado por la noche de la conferencia general se centrará en los asuntos que conciernen a las mujeres Santos de los Últimos Días. Esto incluye la doctrina de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, las normas de la Iglesia que atañen particularmente a las mujeres y las responsabilidades generales y la labor de las organizaciones integradas por las mujeres y las jóvenes de la Iglesia. Aunque esta sesión se transmite deliberadamente a una audiencia mundial, como todas las sesiones de la conferencia general, la audiencia invitada a estar presente en el Centro de Conferencias en esta sesión son mujeres y jovencitas de doce años en adelante. Hemos incluido a algunos líderes del sacerdocio que presiden las organizaciones que participan.

Lo que estamos iniciando aquí responde a los recursos de comunicación que actualmente están al alcance de los miembros y de los líderes de la Iglesia del Señor en todo el mundo. La doctrina del evangelio de Jesucristo es para todos; ese es nuestro principal motivo y de ahí el alcance de esta difusión. Honramos a las hijas de Dios en esta sesión especial al concentrarnos en los asuntos que les conciernen a ellas y a sus organizaciones.

Estamos agradecidos porque, actualmente, la tecnología de transmisión permite a los líderes de la Iglesia llevar a cabo capacitaciones detalladas dirigiéndose a audiencias concretas en lugares remotos. También agradecemos que las oportunidades actuales de viajar estén aumentando. Esto nos permite enviar a líderes de la Iglesia a dirigir las capacitaciones regulares necesarias en persona para los líderes in situ.

Esta es la obra del Señor Jesucristo. Somos Sus siervos, dirigidos por Su Santo Espíritu. Invocamos las bendiciones de nuestro Señor sobre los líderes de estas organizaciones y sobre las fieles mujeres y jovencitas que prestan servicio al Señor en estas organizaciones y en su vida personal. En el nombre de Jesucristo. Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s