Encontrar refugio contra las tormentas de la vida


Al ver las tormentas que afectan las vidas de las personas, he podido concluir que sin importar cuál sea la tormenta que esté azotando nuestra vida, independientemente de si esta tiene o no solución o del tiempo que durará, el refugio es uno solo, y lo es para todo tipo de tormenta. Este refugio único provisto por nuestro Padre Celestial es nuestro Señor Jesucristo y Su expiación.
Leer discurso completo: Encontrar refugio contra las tormentas de la vida