Reseña Histórica – Un día como Hoy 3 de Mayo

Bathsheba W. Smith

Bathsheba W. Smith – Cuarta Presidenta General de la Sociedad de Socorro 1901–1910

  • 3 de Mayo de 1822

Bathsheba Bigler Smith nació el 3 de mayo de 1822 cerca de Shinnston, Virginia Occidental. Fue la octava de los nueve hijos de Mark y Susannah Ogden Bigler. Su vida fue relativamente fácil mientras aprendía manualidades y montaba a caballo en la plantación de 300 acres que tenía su familia. Pero cuando los misioneros llegaron a la puerta de su casa en 1837, todo cambió. “Escuché lo que predicaban y creí lo que me enseñaban”, escribió. “Creí que el Libro de Mormón era un registro divino y que José Smith era un profeta de Dios. Supe mediante el espíritu del Señor que había recibido una respuesta a mis oraciones, y que estas cosas eran verdaderas”. Toda la familia se convirtió. Las persecuciones que siguieron obligaron a la familia a unirse más adelante con los santos en Nauvoo, Illinois.

Bathsheba se casó el 25 de julio de 1841 con George A. Smith, uno de los misioneros que había enseñado a su familia. Tuvieron dos hijos. Con el tiempo, su marido tomó cinco esposas más que eran “buenas, virtuosas y jóvenes con honor” que merecieron la bendición de ella. A este respecto escribió: “Al estar totalmente convencida… de que la doctrina del matrimonio plural procedía de Dios, y teniendo puesta mi determinación en alcanzar la gloria celestial, sentí que lo mejor era aceptar el Evangelio completo”.

Bathsheba W. Smith, cuarta Presidenta General de la Sociedad de Socorro, tuvo tres grandes amores en su vida: su familia, ser ama de casa y el Señor. Juntos, estos tres amores la sostuvieron durante toda la vida.

Devota de su esposo e hijos, y sabiendo que estaba realizando la obra del Señor, Bathsheba se dedicó a fortalecer a su familia. Su esposo, George A. Smith, era primo del profeta José Smith y el miembro más joven del Quórum de los Doce Apóstoles cuando se casaron. Él estaba con frecuencia lejos del hogar sirviendo en misiones y Bathsheba le escribía a menudo acerca de su amor por él. “En mi opinión, no podría disfrutar de nada mejor que estar bajo la influencia del sonido de tu hermosa y amorosa voz, y escucharte explicar el rico tesoro de tu mente”, le escribió en una ocasión. Sus hijos eran para ella igualmente entrañables. “Hacen que nuestra casa esté llena de gozo con sus canciones y su felicidad me hace feliz”, recordó. “Estaba orgullosa de ellos y tan feliz con ellos”.

Naturalmente, su amor por el hogar y la autosuficiencia se trasladaron a su servicio como Presidenta General de la Sociedad de Socorro. Como resultado, la Sociedad de Socorro publicó la primera de lo que más tarde llegaría a conocerse como lecciones de educación para la madre, que hacían hincapié en temas tales como la crianza de los hijos, la industria en el hogar y el matrimonio. Además, el trigo de la Sociedad de Socorro se compartió con los indios americanos de Utah; con los supervivientes del terremoto de San Francisco, California; y con las víctimas de la hambruna en China.

Aún más importante, “la presidenta Smith sintió profundamente que las mujeres necesitaban ser espiritualmente autosuficientes y que la Sociedad de Socorro era el lugar para que eso ocurriera: ‘Es sencillamente necesario que mientras vivan, tanto las mujeres como los hombres, no cesen de estudiar diligentemente para obtener el conocimiento de lo que es de mayor valor’”.

Bathsheba falleció el 20 de septiembre de 1910.