Reseña Histórica – Un día como hoy 26 de Diciembre

26 de Diciembre de 1973

El 26 de diciembre de 1973. Fallece Harold Bingham Lee en Salt Lake City (74).  Decimoprimer presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días desde 1972 cuando murió su predecesor Joseph Fielding Smith hasta su muerte en 1973. Como presidente de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es considerado por los miembros fieles como profeta, vidente y revelador de Dios con derecho a la revelación en favor de todo el género humano.

Harold Bingham Lee nació 28 de marzo de 1899 en Clifton, Idaho de Samuel Lee y Louisa Emeline Bingham y fue el segundo de seis hijos. La familia Lee vivió la vida rural y Lee y sus hermanos pasaron la mayor parte de su juventud haciendo tareas agrícolas.  Durante su infancia, su madre lo salvó de varias experiencias cercanas a la muerte. Cuando tenía ocho años, lo enviaron a buscar una lata de lejía del estante y derramó el producto mortal sobre él. Su madre abrió una cubeta de remolachas en escabeche y vertió taza tras taza de vinagre rojo sobre él, lo que neutralizó la lejía. Cuando Harold era un adolescente, se pinchó una arteria en una botella rota. Su madre lo limpió, pero se infectó gravemente. Ella quemó una media negra en cenizas y la frotó en la herida abierta y pronto se curó.

Durante su misión, Lee conoció a una hermana misionera de Utah, Fern Lucinda Tanner. Renovaron su amistad cuando regresaron de sus misiones y se casaron el 14 de noviembre de 1923 en el Templo de Salt Lake.

  • Cuando era niño, Harold escucha la voz de alguien que no puede ver, que le advierte que se aleje de un viejo establo.
  • Harold B. Lee es presidente de estaca durante la Gran Depresión y se esfuerza por atender a los miembros de su estaca que se hallan en la pobreza.
  • Harold B. Lee es llamado a supervisar el programa de bienestar de la Iglesia, siguiendo la organización existente y los propósitos del sacerdocio.
  • Bajo la dirección del presidente David O. McKay, el élder Harold B. Lee es llamado a supervisar el tema de la correlación en la Iglesia, a fin de que los hogares y las familias de la Iglesia puedan ser bendecidos.
  • El presidente Harold B. Lee enseña que el amplio espectro de objetivos de la correlación en la Iglesia debe fortalecer la familia y los quórumes del sacerdocio e incentivar la fe y el testimonio en la Iglesia.
  • Las muertes de su esposa y su hija, le enseñan a Harold B. Lee la compasión y la sumisión.
  • El presidente Lee insta a los miembros a obedecer el consejo de los líderes de la Iglesia.
  • El presidente Lee enseña sobre la importancia de fortalecer las familias mediante la enseñanza del evangelio de Jesucristo en el hogar.
  • Harold B. Lee testifica que el Señor no es un Maestro que está ausente, sino que Él está a la cabeza de la Iglesia.

Discursos de Harold B. Lee

Enseñanzas de Harold B. Lee