Deleitaos en las palabras de Cristo

8 de marzo de 1975, Conferencia General de Área en Buenos Aires
«Deleitaos en las palabras de Cristo»
por el élder Gene R. Cook
Representante Regional

Gene R. CookMis hermanos: Amo al Señor y estoy muy agradecido por estar aquí presente y poder sentir otra vez vuestro amor y el espíritu que aquí ha reinado. Estoy seguro de que tanto vosotros como yo hemos sentido el poder del Espíritu Santo en los mensajes que se han dado, lo que me ha testificado nuevamente que las cosas que acontecen bajo la influencia del Espíritu Santo provienen de Dios.

Cuando yo era joven y mi fe estaba empezando a crecer, me preguntaba a veces de qué cosas hablarían las Autoridades Generales en sus reuniones o en privado. Pensaba en si acaso hablarían de los misterios del reino, o si tal vez leerían una gran variedad de libros además de las escrituras.

Mi fe fue fortalecida cuando empecé a trabajar con ellos y descubrí que los hermanos se concentraban para meditar sobre las escrituras.

Recuerdo bien que en el significativo sueño que tuvo Lehi, fue explicado que este gran «golfo de iniquidad» sólo se podía cruzar aferrándose a la barra de hierro, y como vosotros sabéis, esta barra de hierro es la palabra de Dios, o sea, las escrituras.

Escuchad a Nefi cuando dice: «Los ángeles hablan por el poder del Espíritu Santo; por tanto declaran la palabra de Cristo. Por esto os dije: Deleitaos en las palabras de Cristo; porque he aquí las palabras de Cristo os dirán todas las cosas que debéis hacer.»

Escuchad las palabras de Helamán en el capítulo 15 cuando dijo: «. . . las escrituras conducen a la fe en el Señor y al arrepentimiento, y esta fe y arrepentimiento efectúan un cambio en vuestros corazones.» En otras palabras, leer, orar y meditar las escrituras causa cambios en el corazón del hombre.

¿En qué otra forma nos afectan las escrituras? He encontrado que las escrituras aumentan nuestra capacidad de juicio, que nos dan la habilidad de gobernar y controlar las cosas en una manera efectiva. Las escrituras nos dan más luz y verdad y nos ayudan a «aprender no solamente por estudio sino también por fe».

Las escrituras nos guían a Cristo, nos ayudan a desarrollar la fe, nuestro intelecto, nuestra habilidad para discernir entre el bien y el mal. Nos ayudan a disminuir los vaivenes de la vida, porque a medida que crece nuestra fe comenzamos a concentrarnos más firmemente en las enseñanzas de Jesucristo.

Escuchad las palabras de José Smith: «Declaré a los hermanos que el Libro de Mormón era el más correcto de todos los libros sobre la tierra, y la clave de nuestra religión, y que un hombre se acercaría más a Dios por seguir sus preceptos que los de cualquier otro libro.» Mis hermanos, hay muchas cosas en el mundo que podemos leer, pero os pregunto, ¿cuánto tiempo utilizamos para leer cosas espirituales? Si queremos acercarnos al Señor, debemos meditar sobre las escrituras.

El presidente Romney dijo una vez que el meditar es una forma o medio de orar. Me he dado cuenta de que por meditar en un concepto de las escrituras, un versículo, aun una palabra durante el día mientras estoy trabajando, en realidad estoy estudiando, meditando en las escrituras.

Recuerdo muy bien las enseñanzas del presidente Lee, quien dijo que siempre al enfrentarse con un problema, se preguntaba: «¿Qué dijo el Señor?» ¡Qué poder le da a uno como maestro cuando puede dar no su opinión, ni la opinión de los hombres, sino decir: «Hermano, el Señor dijo. …!”

En Doctrinas y Convenios, Sección 68, el Señor dice:

«Y lo que hablaren cuando fueren inspirados por el Espíritu Santo, será escritura, será la voluntad del Señor, será la palabra del Señor, será la voz del Señor y el poder de Dios para la salvación,»

Mis hermanos, vosotros habéis oído hablar a las Autoridades Generales aquí, y habéis oído escritura. ¡Qué privilegio es estar aquí, oír a un Profeta viviente, un vocero del Señor, un hombre que puede ayudarnos con los problemas corrientes de nuestra generación!

Invito personalmente a aquellos de vosotros que todavía no os habéis unido al reino de Dios—La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días—a que ganéis la convicción espiritual necesaria, para que podáis participar de la gran bendición de contar con el consejo de un Profeta viviente en la tierra, un hombre que puede hablar en nombre de Dios.

A vosotros jóvenes, que estáis preparándoos para ser misioneros y líderes en la Iglesia, os digo que si aún no poseéis un testimonio fuerte, debéis comenzar a estudiar el Libro de Mormón concienzudamente. Debéis comenzar a ganar un testimonio personal para conocer al Señor por medio de las escrituras.

Vosotros, padres, enseñad a vuestros hijos las escrituras y convertidlas en parte de sus vidas. Os sugiero que en vuestras noches de hogar os valgáis de situaciones sacadas de las escrituras y las dramaticéis. Enseñad a vuestros niños a tratar los libros sagrados con amor y cuidado.

Al concluir, quiero dar gracias a mi hermano mayor, quien cuando yo tenía doce años, regresó en una ocasión de una reunión de la Iglesia con la convicción de que él tenía que ganar un testimonio personal de la veracidad del evangelio, y durante esa semana, hace muchos años, él inspiró en mí el deseo de meditar y estudiar las escrituras, hasta que yo obtuve por primera vez la seguridad de que Dios vive, que Él contesta nuestras oraciones, que Jesús es el Cristo, y que hay un profeta viviente sobre la tierra.

En cuanto a mi hogar, y digo esto por mi familia y yo, nosotros vamos a prepararnos para recibir al Señor, con más diligencia.

Testifico que estas cosas son verdaderas, que tenemos que dedicar más tiempo para meditar sobre las escrituras, y digo estas cosas en el nombre de Jesucristo. Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s