La Sión de Enoc

ESTABLECIENDO SIÓN:
Preparando la tierra para el regreso de Jesucristo
Randal S. Chase

La Sión de Enoc

(Génesis 5; Moisés 6-7; Lucas 3; Hebreos 11; Judas; Doctrina Y Convenios 107).


El Libro de Enoc

  • Génesis 5:21-24— En la Biblia solo tenemos cuatro versículos sobre Enoc y su pueblo. Nos dicen que Enoc tenía 65 años cuando nació Matusalén (v. 21). Nos dicen que continuó “caminando con Dios” después de que nació Matusalén durante 300 años mientras tenía otros hijos e hijas” (v. 22).

Dicen que su vida total se extendió por un lapso de 365 años (v. 23). Y nos dicen que fue traspuesto (v. 24). Consulten la tabla anterior para obtener una explicación de por qué los 365 años mencionados en el versículo 23 son un error. En realidad, vivió 430 años antes de ser trasladado.

Moisés 6-7— La historia de Enoc se amplía enormemente en el Libro de Moisés. Moisés estaba muy interesado en Enoc y saltó rápidamente a su tiempo en el Libro de Moisés. Incluso estos dos versículos son un resumen de un registro más grande llamado el Libro de Enoc, que hoy no tenemos en su plenitud.

  • El libro de Enoc una vez fue prominente en las escrituras.

Enoc es mencionado frecuentemente en el Nuevo Testamento, a veces citándolo el Libro de Enoc. Los sectarios cristianos rechazaron el Libro de Enoc en los siglos que siguieron a Cristo porque no les gustaban las doctrinas que contenía, considerándolas como heréticas. La mayoría de las copias fueron destruidas.

— Lucas 3:37—Lucas menciona a Enoc en su recitación de la línea de patriarcas después de Adán.

— Hebreos 11:5— Pablo nos dice que a través de la fe “Enoc fue traspuesto para no ver muerte.”

— Judas 14-15— Judas dice que “Enoc… séptimo desde Adán profetizó… He aquí, vino el Señor con sus santas decenas de millares para hacer juicio contra todos, y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él.”

— D. y C. 107:56-57— El Libro de Enoc también se menciona en Doctrina y Convenios. Durante su último encuentro con su posteridad y su bendición, antes de su muerte, “Y Adán se puso de pie en medio de la congregación, y a pesar de que lo agobiaba el peso de sus años, lleno del Espíritu Santo, predijo todo cuanto habría de sobrevenir a su posteridad hasta la última generación. Todas estas cosas se escribieron en el libro de Enoc, y se testificará de ellas a su debido tiempo.”

El doctor Hugh W. Nibley escribía:

Los primeros escritores cristianos sabían todo sobre el libro de Enoc: de hecho, “casi todos los escritores del Nuevo Testamento estaban familiarizados con él, y…. tenía todo el peso de un libro canónico.”1 Su influencia es evidente en no menos de 128 lugares en el Nuevo Testamento [Pero para la iglesia cristiana apóstata, el libro de Enoc] “contenía mucho de un carácter cuestionable”, escribe RH Charles con un suspiro, “y desde el cuarto siglo de nuestra era en adelante cayó en desacreditación; y bajo la prohibición de autoridades tales como Hilario, Jerónimo y Agustín, gradualmente perdió su circulación y se perdió en el conocimiento de la cristiandad occidental.”2 Todos ellos eran eruditos escolásticos empapados en la educación retórica y sofisticada de la época, admitiendo con bastante libertad que los cristianos de un tiempo anterior tenían ideas y creencias muy diferentes a las de ellos. También sabían que Enoc fue atesorado como un libro canónico por los primeros cristianos, pero no tenían nada de eso “Desde el siglo IV en adelante, la Iglesia latina dejó de preocuparse”3 por Enoc.4

Hoy, las versiones del antiguo libro de Enoc están volviendo a la luz, y no es sorprendente que revelen exactamente los mismos temas y doctrinas que los que se encuentran en la Perla de Gran Precio.

Los Patriarcas de Adán a Noé

Patriarca Año de Nacimiento Edad a la Muerte de Adán Años

Vividos

Año de la Muerte
ADAM/ABEL 0 930 930 años 930
SET 130 800 912 años 1042
ENOS 235 695 905 años 1140
CAINÁN 325 605 910 años 1235
MALAEL 395 535 895 años 1290
JARED 460 470 962 años 1422
ENOC 622 308 430 años * 1052
[translated]
MATUSALÉN 687 243 969 años 1656 [año del diluvio]
LAMEC 874 56 777 años 1651
NOÉ 1056
  • Cosas interesantes que los hechos anteriores nos dicen:
  1. Todos los patriarcas de Adán a Lamec [padre de Noé] conocieron a Adán personalmente.
  2. * Enoc tenía 430 años cuando se trasladó la Ciudad de Sión, según D. y C. 107:49, lo que significa que, en su caso, el relato bíblico [que dice que tenía 365 años] es incorrecto. De acuerdo con Moisés 7:68, fue la ciudad de Sión la que tenía 365 años de antigüedad cuando se trasladó.
  3. Todos los patriarcas de Seth a Lamec [padre de Noé] estaban en la tierra cuando se trasladó la ciudad de Enoc. Fueron dejados en la tierra para continuar predicando el arrepentimiento, en el caso de Matusalén hasta el momento del diluvio.
  4. Noé nació solo 4 años después de que Enoc y su ciudad fueran tomadas, solo 14 años después de la muerte de Set, y solo 126 años después de la muerte de Adán. Al momento del nacimiento de Noé, todos los patriarcas, excepto Adán y Set, estaban en la tierra.
  5. Matusalén murió [o posiblemente se trasladó] en el año en que llegó el diluvio. Existen algunos indicios [Moisés 7:27] de que después de que Sión fuera tomada, cualquier persona justa que escuchó las palabras de los patriarcas y se arrepintió también fue trasladad o “atrapada por los poderes del cielo a Sión.” A la muerte de Matusalén, Noé y su familia fueron, de hecho, las únicas personas justas que quedaron en la tierra.

El Llamado del Profeta Enoc

“Cuatro generaciones y unos quinientos años después, según el libro de recuerdos de Adán, Enoc, de la línea de Set, fue llamado a convertirse en un gran profeta, misionero, reformador. Su ministerio era necesario, ya que los seguidores de la línea y el culto de Caín se habían vuelto numerosos, y la violencia ya era rampante en la quinta generación después de Caín (Moisés 5:28— 31, 47-57), A los que se habían vuelto sensuales y diabólicos, Enoc predicó el arrepentimiento.”5

  • Moisés 6:21-26Enoc fue enseñado por su padre, Jared, “en todos los caminos de Dios” (v. 21). De hecho, todos los patriarcas en la línea directa de descendencia de Adán a Enoc predicaron la justicia (v. 23).
  • D.C. 107:48Enoc fue ordenado por Adán a la edad de 25 años. Tenía 65 años cuando Adán lo bendijo con su bendición final. Nuestro texto actual de La Perla de Gran Precio del Libro de Enoc comienza cuando tenía 65 años.

— “Se han desviado, y me han negado y buscado sus propios consejos en las tinieblas; y en sus propias abominaciones han ideado el asesinato, y no han guardado los mandamientos que yo di a su padre Adán.” (v. 28).

— “Se han juramentado entre sí, y a causa de sus propios juramentos han traído la muerte sobre sí mismos; y tengo preparado un infierno para ellos, si no se arrepienten” (v. 29).

El Señor decretó a Enoc que el pueblo debía arrepentirse o sería completamente destruido. Y había declarado este mensaje de mi propia boca, desde el principio del mundo, desde la fundación de este; y lo he decretado por boca de mis siervos, tus padres, tal como ha de ser enviado al mundo, hasta sus confines” (v. 30).

  • Moisés 6:31La temerosa respuesta de Enoc a su llamado. Enoc fue grandemente humillado por su llamado, inclinándose a tierra y diciendo: ¿Por qué he hallado gracia ante tu vista, si no soy más que un jovenzuelo, y toda la gente me desprecia, por cuanto soy tardo en el habla; por qué soy tu siervo?” (v. 31). Estos serían temores familiares para Moisés porque él tenía algunas de las mismas debilidades. En particular, ambos eran “tardo en el habla” (Éxodo 4:10; Moisés 6:31), lo que significa que eran tartamudos.
  • Moisés 6:32-34Las promesas del Señor a Enoc. La respuesta del Señor a Enoc fue esencialmente la misma que la a Moisés: “Ve y haz lo que te he mandado, y ningún hombre te herirá. Abre tu boca y se llenará, y yo te daré poder para expresarte, porque toda carne está en mis manos, y haré conforme bien me parezca” (v. 32). El mensaje fue claro y preciso: “Elegid hoy servir a Dios el Señor que os hizo” (v. 33). Él le prometió a Enoc que “mi Espíritu reposa sobre ti; por consiguiente, justificaré todas tus palabras; y las montañas huirán de tu presencia, y los ríos se desviarán de su cauce; y tú permanecerás en mí, y yo en ti; por tanto, anda conmigo” (v. 34).

Las Visiones de Enoc

  • Moisés 6:35Enoc ve a todos los espíritus hijos de Dios. El Señor invitó a Enoc a “Úntate los ojos con barro, y lávatelos, y verás.” Cuando lo hizo, “vio los espíritus que Dios había creado.” Esta es muy similar a la visión que Moisés vio cuando recibió su llamado, otra razón por la cual Moisés se relacionó tan bien con la historia de Enoc y la quiso incluir en el Libro de Moisés.
  • Moisés 6:36Enoc se convierte en un “vidente.” Enoc también pudo ver “cosas que el ojo natural no percibe; y desde entonces se esparció este dicho por la tierra: El Señor ha levantado un vidente a su pueblo.
  • Moisés 6:42-45La visión de Enoc de Dios, quien es nuestro Padre y Creador. Enoc testificó que “mientras yo venía de la tierra de Cainán, por el mar del oriente, vi una visión; y he aquí, vi los cielos, y el Señor habló conmigo y me dio un mandamiento” (v. 42). “El Señor que habló conmigo es el Dios del cielo; y es mi Dios y vuestro Dios, y vosotros sois mis hermanos” (v. 43). Además, enseñó que Dios hizo los cielos; la tierra es el estrado de sus pies, y que “ha traído una hueste de hombres sobre la faz de ella” (v. 44). Y testificó acerca de todos sus predecesores que habían muerto, y se remontó hasta Adán (v. 45).

Las Enseñanzas del Profeta Enoc

  • Moisés 6:37-39Enoc comienza a predicar. Avanzó audazmente entre el pueblo, “subía a las colinas y a los lugares altos y clamaba en voz alta, testificando en contra de sus obras; y todos los hombres se ofendían por causa de él” (v. 37). Lo llamaron “vidente” pero no lo tomaron en serio, refiriéndose a él como el “hombre salvaje [que] ha venido entre nosotros” (v. 38). Sin embargo, le temían y no lo tocaron porque estaba claro que “él caminó con Dios” (v. 39).

No tenemos tiempo ni espacio para cubrir en detalle todas las enseñanzas y acciones de Enoc que están registradas en el Libro de Moisés. Basta con decir que pocas personas han tenido los poderes otorgados a Enoc.

— Se le dio poder para controlar los elementos (Moisés 7:13-17).

— Pudo ver las cosas desde el principio hasta el final de los tiempos (Moisés 7:21).

— También se convirtió en un predicador muy poderoso.

Las enseñanzas de Enoc cubren siete categorías principales e incluyen información que no se encuentra en ninguna otra parte de las Escrituras:

(1) La Caída del hombre y sus resultados.

(2) La naturaleza de la salvación y los medios para lograrla.

(3) El pecado, como se lo ve por los malvados de su tiempo, en contraste con la justicia de los piadosos que eran sus seguidores.

(4) La causa, el propósito y los efectos de la inundación prevista por Noé.

(5) El alcance del triunfo de Satanás y las penas resultantes de Dios.

(6) El primer advenimiento del Mesías.

(7) El segundo advenimiento del Mesías y su reinado pacífico y milenario.

  • Moisés 6:46Un Libro de Memorias. El libro del recuerdo mencionado en los días de Set, el hijo de Adán todavía existía. Había sido escrito “según el modelo dado por el dedo de Dios” y “en nuestro propio idioma” (es decir, el idioma adámico). Estos escritos fueron las “escrituras” de los días de Enoc.
  • Moisés 6:48La caída de Adán y Eva. El resumen de Enoc de la caída de Adán y Eva es breve y sucinto. “Por motivo de que Adán cayó, nosotros existimos; y por su caída vino la muerte; y somos hechos partícipes de miseria y angustia.”
  • Moisés 6:49 La influencia de Satanás. Su descripción del papel de Satanás es igualmente precisa: “He aquí, Satanás viene entre los hijos de los hombres, y los tienta para que lo adoren; y los hombres se han vuelto carnales, sensuales y diabólicos, y se hallan desterrados de la presencia de Dios.”
  • Moisés 6:52Primeros principios y ordenanzas. Adán era plenamente consciente de los primeros principios del evangelio. Enoc cita a Dios y le dice a Adán: “Si te vuelves a mí y escuchas mi voz, y crees y te arrepientes de todas tus transgresiones, y te bautizas en el agua, en el nombre de mi Hijo Unigénito,… recibirás el don del Espíritu Santo, pidiendo todas las cosas en su nombre, y te será dado cuanto tú pidieres.” Adán también sabía que Jesucristo [es] el único nombre que se dará bajo el cielo, mediante el cual vendrá la salvación a los hijos de los hombres.”
  • Moisés 6:57Los nombres de Dios y Cristo son Ahmán e Hijo de Ahmán. Cuando se habla de lo que se requiere para heredar el reino de Dios, donde “ninguna cosa inmunda puede morar… en su presencia,” se nos dan los nombres del Padre y del Hijo. En el lenguaje de Adán, “Hombre de Santidad es el nombre del Padre, y el nombre de su Unigénito es el del Hijo del Hombre, que significa el Hijo del Hombre de Santidad. Esto da una idea de por qué la ciudad de Enoc fue llamada la “Ciudad de Santidad” (Moisés 7:19), era la ciudad del Señor.

El élder Orson Pratt decía

Hay una revelación con la cual esta gente generalmente no está familiarizado. Creo que nunca se ha publicado, pero probablemente estará en la Historia de la Iglesia. Se da en forma de preguntas y respuestas. La primera pregunta es: “¿Cuál es el nombre de Dios en el lenguaje puro?” La respuesta dice: “Ahmán.” “¿Cuál es el nombre del Hijo de Dios?” Respuesta: “Hijo Ahman6, la más grande de todas las partes de Dios, exceptuando a Ahmán.”7

El presidente Joseph Fielding Smith decía:

Jesucristo también se llama Hijo Ahmán [ver D. y C. 95:17]. Por lo tanto, su nombre está relacionado con el nombre del lugar donde Adán habitó [Adam-ondi- Ahmán]. Por esa razón, El élder Orson Pratt le da la interpretación de “El Valle de Dios.”8

  • Moisés 6:58Enseña a tus hijos. Enoc ordenó a su pueblo “Enséñalo, pues, a tus hijos.” Con el grado de iniquidad que existía, es obvio que a los hijos no se les enseñaba correctamente y no entendían quiénes eran, de dónde venían, o cual podría ser su destino Crecían en una sociedad carnal, sensual y diabólica, muy parecida a la que vivimos hoy.
  • Moisés 6:63El simbolismo está en todas partes. He estudiado y enseñado teoría del aprendizaje durante muchos años. Uno de los principios establecidos por una investigación considerable es que los seres humanos aprenden a través del simbolismo. Incluso nuestras propias palabras son símbolos, cosas que representan otra cosa y nos permiten recordar y procesar significados. Por lo tanto, no debería sorprendernos que Él que nos creó conozca todo sobre el poder del simbolismo. Observen cómo el Señor usa el simbolismo en todas Sus ordenanzas y en todas Sus parábolas. Por lo tanto, recordándonos constantemente los principios eternos de las cosas y actividades cotidianas, podemos recordar más fácilmente estos principios eternos que salvan vidas.
    Enoc nos dice en este versículo que todo en la tierra tiene su “semejanza, y se han creado y hecho todas las cosas para que den testimonio de mí.” En otras palabras, la misma tierra y todas las cosas en ella simbolizan el plan de nuestro Padre Celestial para nosotros: “Tanto las que son temporales, como las que son espirituales; cosas que hay arriba en los cielos, cosas que están sobre la tierra, cosas que están en la tierra y cosas que están debajo de la tierra, tanto arriba como abajo; todas las cosas testifican de mí.” Solo como un ejemplo, nosotros podemos considerar las estaciones del año y cómo simbolizan las estaciones de la vida, y el hecho de que después de la muerte del invierno llega la resurrección de la vida en la primavera. Hay mensajes en todo nuestro alrededor si tenemos los ojos espirituales para verlos.
  • Moisés 6:59-62Enoc describe lo que Adán aprendió acerca de la Expiación (vv. 59-60), el Don del Espíritu Santo (v. 61) y el plan de salvación (v. 62).
  • Moisés 6:64-65Adán fue bautizado. Nos enteramos de que, después de que el Señor le había enseñado estas cosas a Adán, él fue “arrebatado por el Espíritu del Señor, y fue llevado al agua, y sumergido en el agua, y fue sacado del agua. Y así fue bautizado” (vv. 64-65).
  • Moisés 6:66Adán “nació de nuevo” espiritualmente. Después de su bautismo en agua, “el Espíritu de Dios descendió sobre [Adán], y así nació del Espíritu y fue vivificado en el hombre interior. Y oyó una voz del cielo que decía: Eres bautizado con fuego y con el Espíritu Santo. Este es el testimonio del Padre y del Hijo, desde ahora y para siempre.”

Más Visiones de Enoc

  • Moisés 6:38-39Enoc recibió poderosas visiones y la gente reconoció que él era un vidente que “caminaba con Dios” (v, 39). Pero lo consideraban un “demente” que profetizaba “cosas extrañas” (v. 38).
  • Moisés 7:2-4Enoc ve la historia del mundo. Mientras Enoc estaba predicando, él invocó a Dios en oración mientras estaba en un lugar llamado Mahújah, después de lo cual recibió instrucciones de ir “sobre el monte Simeón” (v. 2). Estaba “revestido de gloria” (transfigurado) y “vio los cielos abiertos” (v. 3). En esta visión, él “vio al Señor” que “estaba ante mi faz, y…. habló conmigo, así como un hombre habla con otro, cara a cara” (v. 4). El Señor entonces le mostró “el mundo por el espacio de muchas generaciones” (v.4).

Esta visión era similar a la que tuvo Moisés cuando contempló a “todos los hijos de los hombres” (Moisés 1:8). Es otra razón por la cual Moisés pudo relacionarse tan bien con el profeta Enoc. Tanto a Enoc como a Moisés se les mostró “todos los hijos de los hombres que son, y que fueron creados” (Moisés 1:8) y “y no hubo un alma que [ellos] noviesen” (Moisés 1:27), a pesar del hecho que “grande era su número, sí, incontables como las arenas sobre la playa del mar” (Moisés 1:28).

El doctor Rodney Turner explicaba:

[Moisés] no los veía simplemente en masa, dado que uno podría mirar a un vasto grupo de gente sin discernir a ningún individuo. ¡Por el poder incomprensible del Espíritu Santo, percibió a cada hombre, mujer y niño que componían la raza humana como una y al mismo tiempo! Al hacerlo, experimentó algo de la naturaleza omnipresente del Espíritu del Señor.9 Lo mismo habría sido cierto para la visión de Enoc.

La Grandeza de Enoc 

  • Moisés 7:10-12 AEnoc se le ordena predicar el arrepentimiento. El Señor se estaba preparando para destruir a los impíos de la faz de la tierra. Por lo tanto, envió a Enoc a advertirles: “Arrepentíos, no sea que yo venga y los hiera con una maldición, y perezcan” (v. 10). A los que lo escucharon se le ordenó que “bautizaran en el nombre del Padre y del Hijo… y del Espíritu Santo” (v. 11). Esto lo hizo Enoc entre todo el pueblo excepto “el pueblo de Canaán” (v. 12).
  • Moisés 7:13La gran fe de Enoc mueve montañas y ríos. Como podríamos imaginar, las fuerzas del mal eran tan grandes y estaban tan enojadas que “vinieron a la batalla” contra “el pueblo de Dios” que había elegido seguir al profeta Enoc” (v. 13). Pero cuando Enoc “habló la palabra del Señor,… tembló la tierra, y las montañas huyeron, de acuerdo con su mandato; y los ríos de agua se desviaron de su cauce, y se oyó el rugido de los leones en el desierto” (v. 13). El Señor le había prometido que “las montañas huirán delante de ti, y los ríos se desviarán de su cauce; y permanecerás en mí, y yo en ti; por tanto, andad conmigo” (Moisés 6:34). Y ahora vemos el cumplimiento de esas promesas.
  • Moisés 7:14La gran fe de Enoc contra los ejércitos de los impíos. La exhibición del poder poderoso de Enoc metió miedo en los corazones de todos sus enemigos. No se atrevieron a enfrentar al “pueblo de Dios” por temor a la aniquilación. Algunos se refugiaron en tierras que recientemente habían surgido “de la profundidad del mar”, tal vez como resultado de los grandes movimientos tectónicos que Enoc había provocado cuando movió montañas y ríos.
  • Moisés 7:15“Gigantes” vinieron sobre la tierra para afligir a los hijos de Dios. Ellos “se quedaron lejos” por temor al gran poder de Enoc. Estas personas malditas aún vivían en los días de Noé (8:18). Estos “gigantes” no eran monstruos enormes y aterradores. Era gente que se oponía Noé y al evangelio que él estaba enseñando, y eran un pueblo maldito.
La palabra inglesa La palabra hebrea El significado en hebreo
“gigantes” “nefalim” “aquellos que hacen caer” o “tiranos”

 La Ciudad de Enoc Fue Traspuesta

  • Moisés 7:16-17La guerra se produjo entre los malvados, pero la Sión de Enoc moró en paz. Como parece ser siempre el caso, “guerras y derramamiento de sangre” se convirtieron en la norma entre los malvados. Pero entre el pueblo de Dios, “el Señor vino y habitó con su pueblo, y ellos moraron en rectitud” (v. 16). En otras palabras, su justicia llegó a un punto en el que se convirtieron en un pueblo de Sión. La “gloria del Señor.”… estaba sobre su pueblo Y el Señor bendijo la tierra, y fueron bendecidos en las montañas y en los lugares altos, y prosperaron” (v. 17).
  • Moisés 7:18-21Enoc estableció la ciudad de Sión, que fue trasladada. El Señor dio a los justos de Enoc un nuevo nombre: “Sión, porque eran un solo corazón y voluntad, y moraban en rectitud; y no había pobres entre ellos” (v. 18). Construyeron una ciudad que se llamó “la Ciudad de la Santidad, a saber, SIÓN” (v. 19). Así, tanto la gente como el lugar donde habitaban fueron designados como Sión. El Señor los bendijo con seguridad y paz, “pero [Él] maldijo al resto de la gente” (v. 20). Y, finalmente, “con el transcurso del tiempo “, la ciudad y el pueblo de Sión fueron “llevados al cielo” (traspuestos) (v. 21).

El élder Bruce R. McConkie decía:

Después de que el Señor llamara a su pueblo Sión, las escrituras dicen que Enoc “construyó una ciudad que se llamó la Ciudad de Santidad, a saber, SIÓN”; que Sión “fue llevada al cielo” donde “Dios la recibió en su propio seno”; y que “de allí salió el dicho, Sión ha huido” (Moisés 7:19, 21,69)….

Esta misma Sión que fue llevada al cielo volverá durante el Milenio, cuando el Señor traiga de nuevo a Sión; y sus habitantes se unirán a la Nueva Jerusalén que se establecerá entonces. (Moisés 7:62-63).10

  • Hebreos 11:5Enoc fue traspuesto por la fe. La única información que tenemos en la Biblia acerca de Enoc, aparte de esta declaración de Pablo, es la que se da en Génesis 5:24: “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.” Este pasaje, junto con el inspirado comentario de Pablo, ha dado lugar a una especulación sin fin con respecto al destino de Enoc. ¿Cuál es el significado de “y desapareció, porque le llevó Dios”? ¿Le llevó a donde el cielo? ¿al paraíso? Una vez más, José Smith, el gran profeta de la última dispensación, ha ayudado a proporcionar la respuesta: Enoc y toda su ciudad eran tan justos que fueron sacados de la tierra a un lugar donde podían “vivir seguros para siempre.” (Moisés 7:18-21; véase especialmente el versículo 20).

El Profeta José Smith decía:

Ahora bien, este Dios Enoc se reservó en Sí Mismo, que no debe morir en ese momento, y se le asignó un ministerio para los cuerpos terrestres, de los cuales apenas se ha revelado. Muchos han supuesto que la doctrina de la trasposición era una doctrina por la cual los hombres fueron llevados inmediatamente a la presencia de Dios y a una plenitud eterna, pero esta es una idea errónea. Su lugar de residencia es el del orden terrestre, y un lugar preparado para tales caracteres que Él mantuvo en reserva para ser ángeles ministradores de muchos planetas, y que aún no han entrado en una plenitud tan grande como aquellos que han resucitado de entre los muertos.11

Hebreos 11:10, 16 Sión era “una ciudad… cuyo arquitecto y constructor es Dios.” La ciudad mencionada en este pasaje es la “ciudad de Sión” o la ciudad que construyeron Enoc y su pueblo. Traspuesta de la tierra a causa de la rectitud de sus habitantes, la ciudad de Enoc se convirtió en un ejemplo del cual todos los hombres que estudiaron y practicaron la rectitud podían buscar. Abrahán ciertamente lo hizo, como Pablo nos informa aquí.

Moisés 7:67-69 “Sión ha huido.” Se nos dice que “el Señor le mostró a Enoc todas las cosas, aun hasta el fin del mundo” (v. 67). Se nos dice nuevamente que “Enoc y todo su pueblo anduvieron con Dios, y él moró en medio de Sión” cuando la ciudad estaba en la tierra (v. 69). Y luego, y después de 365 años de su existencia, la ciudad de “Sión no fue más porque Dios la llevó a su propio seno, y desde entonces se extendió el dicho: Sión ha huido” (vv. 68-69).

Moisés 7:62-63 La ciudad de Enoc volverá de nuevo en la Segunda Venida. Las escrituras contienen la promesa de que la ciudad de Enoc volverá algún día a la tierra. Esta promesa está reservada para su cumplimiento durante el próximo milenio de paz. El Señor le dijo a Enoc de que, en los últimos días de la tierra, Él prepararía “una Ciudad Santa… y se llamará Sión, una Nueva Jerusalén. Entonces, tú y toda tu ciudad los encontrarán allí, y los recibiremos en nuestro seno, y ellos nos verán.” La ciudad de Enoc volverá a la tierra.

Genesis-TJS 9:21-25 El arco iris fue colocado en el cielo como una señal del pacto de Dios con Enoc con respecto a Sión. El arco iris generalmente se asocia con el pacto de Dios con Noé después del diluvio. Pero en realidad, el pacto se hizo primero con Enoc, “quien, al ver que el mundo se inundaría, buscó la tranquilidad de Dios. Le dijo a Noé que, en los últimos días, “cuando los hombres deben guardar todos mis mandamientos, Sión debería venir nuevamente a la Tierra, la ciudad de Enoc que he alcanzado para mí. Y este es mi pacto eterno que establezco contigo: “La Ciudad de Enoc bajará y se unirá a la ciudad de Nueva Jerusalén.

Por lo tanto, “además de ser una señal de que Dios ya no destruirá al mundo por el diluvio, el arco iris es una señal del regreso de la ciudad de Enoc. Esta es una doctrina restaurada única que no es apreciada (ni conocida) por la mayoría de los Santos de los Últimos Días. Cuando veamos un arco iris en el cielo, deberíamos verlo como una señal de que Sión regresará.”12

  • Moisés 7:62-64La Sión de Enoc se unirá con la Nueva Jerusalén. Kent P. Jackson decía: “La ciudad de Enoc no puede regresar hasta que su contraparte, la Sión de los últimos días en la tierra, esté establecida y lista para recibirla. “Entonces tú y toda tu ciudad los recibiréis allí, y los recibiremos en nuestro seno, y ellos nos verán; y nos echaremos sobre su cuello, y ellos sobre el nuestro, y nos besaremos unos a otros; y allí será mi morada, y será Sión, la cual saldrá de todas las creaciones que he hecho; y por el espacio de mil años la tierra descansará” [Moisés 7:63-64].13

¿Qué Significa ser Traspuesto?

Podríamos preguntarnos cuando escuchamos acerca de Enoc y su pueblo qué les sucedió. ¿Y cuál es la condición de todos los seres traspuestos?

  • 3 Nefi 28Sabemos lo siguiente sobre las personas traspuestas de la descripción de los Tres Nefitas en el Libro de Mormón.

— Nunca prueban la muerte ni soportan los dolores de la muerte (vv. 7-8, 37-38).

— Se cambiarán de la mortalidad a la inmortalidad en un abrir y cerrar de ojos (v. 8).

— No experimentan aflicción mientras están en la carne y no sienten dolor excepto por los pecados del mundo (v. 9).

— Tienen poder sobre los hombres malvados de la tierra (v. 19-22).

— Son como los ángeles de Dios, administrando a quien quiera (v. 30).

— Se efectúa un cambio en sus cuerpos para que Satanás no tenga poder sobre ellos, y sean santificados en la carne y sean santos (v. 39).

— Permanecen en un estado traspuesto hasta el día del juicio (v. 40).

— Los seres traspuestos también se transfiguran (vv. 13-15).

El élder Bruce R. McConkie escribía:

Algunos mortales han sido traspuestos. En este estado, no están sujetos al dolor [a excepción de los pecados del mundo] ni a la enfermedad ni a la muerte. Ya no fluye la sangre (el elemento que da vida a nuestra mortalidad actual) en sus venas. La procreación cesa. Si luego tuvieran hijos, a sus descendientes se les negaría un período de prueba mortal, que todos los espíritus dignos deben recibir a su debido tiempo. Tienen poder para moverse y vivir tanto en una esfera mortal como en una invisible. Todos los seres traducidos experimentan otro cambio en sus cuerpos cuando obtienen la inmortalidad completa. Este cambio es el equivalente a una resurrección. El hombre del milenio vivirá en un estado similar a la trasposición. Su cuerpo cambiará de modo que ya no esté sujeto a la enfermedad ni a la muerte tal como la conocemos, aunque lo hará en un abrir y cerrar de ojos a la inmortalidad total cuando tenga cien años.14

Todos los seres traspuestos [eventualmente] reciben lo que equivale a una muerte y resurrección instantáneas. Aquellos que fueron traspuestos antes de la Resurrección de nuestro Señor “estuvieron con Cristo en su resurrección” (D. y C. 13 3:5 5). Aquellos que han sido traspuestos desde la Resurrección de Cristo continuarán viviendo como mortales hasta la Segunda Venida, cuando recibirán su gloria inmortal.15

El Profeta José Smith decía:

Ahora bien, este Dios Enoc se reservó para Sí Mismo, para que no muriera en ese momento, y le asignara un ministerio para los cuerpos terrestres, de los cuales ha sido poco revelado. Él es un ángel ministrador, para ministrar a aquellos que serán herederos de salvación…

Muchos han supuesto que la doctrina de la trasposición fue una doctrina por la cual los hombres eran llevados inmediatamente a la presencia de Dios y a una plenitud eterna, pero esta es una idea errónea. Su lugar de residencia es el del orden terrestre, y un lugar preparado para tales caracteres que Él mantuvo en reserva para ser ángeles ministradores de muchos planetas, y que aún no han entrado en una plenitud tan grande como aquellos que han resucitado de entre los muertos.16

Las Personas Traspuestas Eventualmente Morirán y Serán Resucitadas

Jesús prometió a los Tres Nefitas: “Nunca probareis la muerte” (v. 7). Esto no significa que ellos nunca morirán. Todos los hombres y mujeres mueren pero Ninguna persona, ni siquiera un ser traspuesto está inmunizado de la muerte.

El Profeta José Smith enseñaba que “los cuerpos traspuestos no pueden entrar en reposo hasta que hayan sufrido un cambio equivalente a la muerte”17

Los Dres. Joseph Fielding McConkie y Robert L. Millet escribieron:

Parecería que todas las personas que fueron traspuestas antes de la Resurrección de Cristo—Enoc y su ciudad, Melquisedec y su ciudad, Elías, Moisés, Alma el Joven, Nefi, etc.— resucitaron en el momento de la Resurrección de Cristo.18 Las personas quienes fueron traspuestas después del tiempo de la Resurrección de Cristo ministrarán en su estado terrestre hasta el Segundo Advenimiento. En ese momento, serán cambiados en un abrir y cerrar de ojos, transformados instantáneamente de su condición terrestre mortal (todavía sujeta a la muerte) a una condición completamente inmortal resucitada.19

Condiciones después de que Sión fuera “Tomada”

Moisés 7:22-26 El poder de Satanás estaba sobre toda la tierra. Todos los hijos de Adán se habían mezclado en este momento de la historia, excepto los descendientes de Caín, que habían sido marcados con una piel negra y vivían separados de todos los demás pueblos (v. 22). Desde su posición ventajosa “enaltecido y elevado hasta el seno del Padre y del Hijo del Hombre” Enoc pudo ver que “el poder de Satanás se extendía sobre toda la faz de la tierra” (v. 24). Los hijos de Dios habían llegado al punto de no retorno cuando su maldad estaba completamente madura y lista para la destrucción. Ningún niño nacido en el mundo tuvo la oportunidad de escuchar la verdad y tomar una decisión. La maldad estaba en todas partes. Como parte de esta visión, “vio a Satanás; y este tenía en su mano una cadena grande que cubrió de obscuridad toda la faz de la tierra; y miró hacia arriba, y se rio, y sus ángeles se alegraron” (v. 26). Hace feliz a Satanás cuando somos miserables. Piensan que es gracioso cuando sufrimos. Se regocijan cuando prevalece la maldad.

Moisés 7:28-30 Dios llora. Solo podemos imaginar el dolor de nuestro Padre cuando vio a sus hijos tan envueltos en la maldad. Enoc vio y dejó constancia de que “el Dios del cielo miró los al resto del pueblo… y lloró” (v. 28). Esto sorprendió a Enoc, quien se preguntó cómo alguien tan poderoso como Dios podría llorar (vv. 29-39).

  • Moisés 7:32-34Dios explica por qué lloró. El Señor le explicó a Enoc que “estos, tus hermanos; son la obra de mis propias manos, y les di su conocimiento el día en que los creé; y en el Jardín de Edén le di al hombre su albedrío” (v. 32). Además, Él había ordenado a sus hijos “que se amen el uno al otro, y que me prefieran a mí, su Padre, mas he aquí, no tienen afecto y aborrecen su propia sangre” (v. 33). Por lo tanto, el Padre no tuvo más remedio que sacarlos de la tierra y comenzar de nuevo. El albedrío ya no era posible en un pozo de maldad. Dios dijo: “el fuego de mi indignación está encendido en su contra; y en mi intenso desagrado enviaré los diluvios sobre ellos” (v. 34).
  • Moisés 7:38-40La redención prometida de Cristo se aplicará también a los impíos de los días de Enoc. Desde una perspectiva terrenal, la muerte física es una gran tragedia. Se siente como si fuera el fin. Pero desde la perspectiva de Dios, es simplemente una opción mudar a un niño espíritu de un estado a otro. Los malvados en los días de Enoc y Noé “perecerían en las inundaciones” físicamente, pero sus espíritus vivirían en “una prisión [que] he preparado para ellos”, la prisión espiritual (v. 38). Y aunque tendrían que permanecer allí “atormentados” durante mucho tiempo, eventualmente el Salvador quien “sufre por sus pecados” les enseñará la verdad allí para que puedan tener una oportunidad real de arrepentirse (v. 39).

MATUSALÉN Y LAMEC

Así terminó la dispensación de Enoc. Él y su pueblo fueron removidos de la tierra para protegerlos de la inundación venidera. Quedaron dos profetas justos para predicar el evangelio y para continuar la línea patriarcal hasta Noé. Estos fueron Matusalén, el hijo de Enoc, y el hijo de Matusalén, Lamec, quien fuera el padre de Noé.

Matusalén

Matusalén era el hijo de Enoc, y se menciona en solo seis versículos en el Antiguo Testamento (véase Gén. 5:21-22, 25-27; 1 Cor. 1:3). Estos versículos nos dicen muy poco acerca suyo. Por revelación moderna, sabemos que Matusalén fue ordenado al sacerdocio por Adán (D. y C. 107:50), y él, a su vez, ordenó a su nieto Noé (D. y C. 107:52). Matusalén estuvo presente en la gran reunión en Adam—ondi—Ahman, tres años antes de la muerte de Adam, en la que Adán dio a su justa posteridad “su última bendición” (D. y C. 107:53). Matusalén proporcionó el vínculo entre Adán y Noé, que se convertiría en un “nuevo Adán”, padre de la familia humana, después del Diluvio.20

Cuando se traspuso la ciudad de Enoc, Matusalén “no fue tomado para que se cumplieran los convenios del Señor, que él hizo a Enoc” (Moisés 8:2). El doctor Kent P. Jackson explicó este pacto:

Enoc había aprendido a través de revelación que el Diluvio destruiría a la población de la tierra. El pacto al que se hace referencia en este versículo [Moisés 8:2] era que de su linaje sobreviviría una familia fiel ara repoblar el planeta, y por lo tanto, toda la gente a partir de entonces se derivarían de él [véase Moisés 7:42, 50-52; Génesis 6:18]21. Por necesidad, quedaría atrás una línea familiar de Enoc, que presumiblemente es digna de ser traspuesta. Matusalén profetizó correctamente que toda la familia humana descendería de él, pero “él se glorificó a sí mismo” (Moisés 8:3).22

  • Génesis 5:21,27Matusalén murió en el año del Diluvio. “Matusalén vivió hasta el mismo año en que vino el Diluvio, del cual se supone que su nombre ha sido profético… matu, ‘él murió, y shalach, ‘él envió’; como si Dios hubiera diseñado enseñar a los hombres que tan pronto como muriera Matusalén, el Diluvio debía ser enviado para ahogar a un mundo impío. Aun el nombre de este patriarca contenía en él una gentil advertencia.”23
  • TJS Génesis 14:34El pueblo de Melquisedec también fue traspuesto. Eran contemporáneos de Abrahán, quienes también “forjaron justicia y obtuvieron el cielo, y buscaron la ciudad de Enoc que Dios había tomado antes, separándola de la tierra, reservándola para los últimos días, o el fin del mundo.”

Los de generaciones sucesivas también continuaron buscando este estándar, pero como el Señor nos informa en las escrituras de los últimos días, “no la encontraron debido a la iniquidad y las abominaciones; y confesaron que eran extranjeros y peregrinos en la tierra; Pero obtuvieron la que deberían encontrarla y verla en su carne.” (D. y C. 45:12-14).

NOÉ Y EL CONVENIO

Noé y sus tres hijos, Jafet, Sem y Cam fueron llamados “los hijos de Dios” (Moisés 8:13) porque fueron hombres rectos. Ellos “caminaron con Dios” (Moisés 8:27), una frase que también se usa para describir a Enoc y su pueblo en Sión (Moisés 7:69).

Noé recibió el sacerdocio de su abuelo, Matusalén, cuando tenía diez años (D. y C. 107:52). Más tarde, “el Señor ordenó a Noé según su propia orden”, el sacerdocio según la orden del Hijo de Dios (Sacerdocio de Melquisedec) en preparación para su llamamiento a “declarar su Evangelio a los hijos de los hombres, tal como fue dado a Enoc” (Moisés 8:19).

El Profeta José Smith dijo: “Como Noé fue un predicador de la rectitud, debe haber sido bautizado y ordenado al sacerdocio por imposición de las manos.” En efecto, Dios “continuó con [Noé] las llaves, los convenios, el poder, y la gloria con las que bendijo a Adán al principio.”24

Noé “enseñó las cosas de Dios” (Moisés 8:16), incluyendo la fe, el arrepentimiento, el bautismo y la recepción del Espíritu Santo (Moisés 8:24). Esto lo verificó el Profeta José Smith cuando dijo: “Ahora bien, dando por sentado que las Escrituras dicen lo que significan, y significan lo que dicen, tenemos bases suficientes para continuar y demostrar de la Biblia que el Evangelio siempre ha sido el mismo, las ordenanzas para cumplir con sus requisitos las mismas, y los funcionarios que deben oficiar los mismos, y las señales y los frutos resultantes de las promesas las mismas.”25

El doctor Kent P. Jackson decía:

La opinión de los Santos de los Últimos Días de que los antiguos justos tuvieron el evangelio no es compartida por otros cristianos. ¿Pero de qué otra manera podría ser? Si Dios habló con hombres dignos como Noé, y si aceptar el evangelio de Cristo es el único medio de salvación, como lo enseña la Biblia (véase Juan 3:16, 36; 1 Juan 5:11-12), entonces ¿por qué Dios negaría Sus bendiciones a los hombres y mujeres honorables que vivieron antes de Jesús? Estas consideraciones deberían hacer que todos los cristianos concluyan, como lo hizo José Smith, que “desde el principio se le ha dado mucha instrucción al hombre, la cual no la hemos recibido.”26

Ciertamente somos bendecidos por las escrituras restauradas que nos enseñan a los creyentes en Cristo de los primeros días.27

Noé advirtió a la gente que el rechazo de su mensaje traería destrucción: “Si los hombres no se arrepienten, [el Señor] enviará el diluvio sobre ellos” (Moisés 8:17). “Noé pidió a los hijos de los hombres que se arrepintieran, pero no escucharon sus palabras” (Moisés 8:20). “Y si no haces esto, el diluvio vendrá sobre ti.” Pero, aun así, “no escucharon” (Moisés 8:24). Esto coloca al Diluvio en su contexto adecuado. El Señor a través de su siervo Noé (y otros antes que él) le dio a la gente del mundo todas las oportunidades para cambiar antes de traerles el diluvio.

El Pacto y el Arco Iris

La Traducción de José Smith hace varias referencias a un pacto que Dios hizo con Enoc y luego se renovó con Noé. De la evidencia conservada en el texto, parece que este pacto tenía varias partes:

  1. Toda la familia humana descenderá de Enoc y Noé. Ya hemos visto esta promesa en el relato sobre el hijo de Enoc (y el abuelo de Noé), Matusalén (véase Moisés 8:2-3). El Señor le dijo a Noé: “contigo estableceré mi pacto, como juré a tu padre, Enoc, que de tu posteridad vendrán todas las naciones” (TJS Génesis 6:18-19).
  2. Los habitantes de la tierra nunca más serán destruidos por el diluvio. La Traducción de José Smith enseña que esta promesa se hizo antes a Enoc (Moisés 7:50-51; TJS Gén. 9:9, 12), pero proporciona un contexto interesante, que no se encuentra en la Biblia, para la renovación de la bendición, a Noé.

El cambio de la Traducción de José Smith a Génesis 8:21 muestra que la promesa vino como resultado de la súplica de Noé al Señor en favor de los seres vivos de la tierra. Noé dijo: “Invocaré el nombre del Señor, para que no vuelva a maldecir la tierra por causa del hombre,… y que no vuelva a herir a todo lo que vive, como lo ha hecho.”28

El Señor honró la solicitud de Noé y prometió que nunca más enviaría un diluvio para destruir a todos los humanos y animales (véase TJS en Gén. 9:9-15). Noé sirvió como intercesor en nombre de sus descendientes y el resto de la vida en la tierra, como se muestra en varios cambios en la Traducción de José Smith (véase la TJS en Gén. 9:9, 12, 15, 17 “). Así como Adán al comienzo de la historia humana, el representante de Dios y el vice regente en la tierra, por lo que Noé, el nuevo Adán, hizo convenios con Dios en nombre de sus hijos y de toda otra vida.

“Esta promesa vino con una señal. El arco iris, que incluso ahora a menudo muestra que está terminando una tormenta, significaría que Dios nunca más destruiría el mundo por medio de un diluvio (véase Génesis 9:12-1529).”30

El doctor Kent P. Jackson decía: “Con respecto a la destrucción del mundo que se llevará a cabo en los últimos días, José Smith enseñaba:” Le he preguntado al Señor acerca de Su venida; y mientras le preguntaba al Señor, El me dio una señal y me dijo: “En los días de Noé, puse un arco en los cielos como señal e indicio de que en cualquier año que se viera el arco, el Señor no vendría.; pero debe haber tiempo de siembra y cosecha durante ese año; pero cada vez que vea retirarse el arco, será un indicio de que habrá hambre, pestilencia y gran angustia entre las naciones.’31.”32

La Grandeza de Noé

El doctor Kent P. Jackson escribía:

Noé fue un gran hombre, elegido para predicar el evangelio del arrepentimiento, para preservar a una familia fiel a través del Diluvio, para dirigir al pueblo de Dios en su generación y para engendrar a toda la raza humana que vendría después de él. Sin embargo, la importancia de Noé es más de la que puede deducirse de las Escrituras.

José Smith enseñaba: “Cristo es el Gran Sumo Sacerdote; Adán, a continuación.”33 Y, “El sacerdocio fue dado primero a Adán… luego a Noé, que es Gabriel; Él es el siguiente a Adán en autoridad para en el Sacerdocio; fue llamado por Dios a este cargo y fue el padre de todos los que vivían en su día, y a él se le dio el dominio.”34

Por lo tanto, la jerarquía de los poseedores del sacerdocio de Dios en la familia humana comienza con Cristo, luego Adán y luego Noé, lo que hace que Noé ocupe el tercer lugar entre todos los portadores del santo sacerdocio. Además, Noé era Gabriel.

Qué apropiado que este gran hombre tenga la tarea de regresar a la tierra como un mensajero espiritual (vea D. y C. 129:1, 3; 130:5) para preparar a los participantes seleccionados para la venida del Salvador en la carne (véase Lucas 1:11). -20, 26-38 y probablemente Mateo 1:20-24; 2:13 (19-20; y posiblemente Lucas 2:8-14).35


Notas:

  1. R. H. Charles, El Libro de Enoc (1913), página ix, nota 1.
  2. R. H. Charles, El Libro de Enoc, página ix.
  3. G. B., “El Libro de Enoc”, en J.-P. Migne, Diccionario de los Apócrifos, 2 volúmenes (París: Migne, 1856), 1:396, en Tercera y Última Enciclopedia Teológica,Tomos 23 y 24.
  4. Hugh W. Nibley, Enoc el Profeta,editado por Stephen D. Ricks (1986), 95,97,98, 99.
  5. Ellis T. Rasmussen, Una Introducción al Antiguo Testamento y Sus Enseñanzas, 2-edición, 2 volúmenes (1972-74), 1:24-25.
  6. Ver Doctrina y Convenios 78:20; 95:17.
  7. Orson Pratt, “Discurso”, Noticias de Deseret,23 de mayo de 1855, 82.
  8. El élder Joseph Fielding Smith, Historia de la Iglesia y Revelación Moderna, 2volúmenes (1953), 1:310.
  9. Rodney Turner, “Las Visiones de Moisés”, en Robert L. Millet y Kent P. Jackson, eds., Estudios en las Escrituras, Volumen Dos: La Perla de Gran Precio(1985), 55.
  10. El élder Bruce R. McConkie, “Ven: Deja que Israel Construya Sión”, Revista Liahona,mayo de 1977, pág. 117.
  11. José Smith, en Historia de la Iglesia,4:209, 210.
  12. Kent P. Jackson, “Matusalén, Noé y Melquisedec”, en El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis, Capítulo10,111-126.
  13. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis, Capítulo10,111-126.
  14. El élder Bruce R. McConkie, El Mesías del Milenio: La Segunda Venida del Hijo del Hombre(1982), 644.
  15. El élder Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona,803, 807-8.
  16. José Smith, en Historia de la Iglesia,4:209, 210.
  17. José Smith, en Historia de ¡a Iglesia,4:425.
  18. Ver Doctrina y Convenios 133:54-55. Véase también El élder Bruce R. McConkie, Doctrina Mormona,807-8.
  19. Joseph Fielding McConkie, Robert L. Millet y Brent L. Top, Comentario Doctrinal sobre el Libro de Mormón, 4volúmenes (1987-92), 4:190.
  20. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,111-126.
  21. Comparen la Traducción de José Smith (TJSJ, Génesis 8:23-24.
  22. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,112.
  23. Adam Clarke, La Santa Biblia… con un Comentario y Notas Criticas,6 volúmenes (n.d)., 1:68.
  24. Tiempos y Estaciones,1 de septiembre de 1842, 904; ortografía y puntuación estandarizadas.
  25. Tiempos y Estaciones,1 de septiembre de 1842, 904; ortografía y puntuación estandarizadas.
  26. José Smith, en La Estrella de la Tarde y de la Mañana,marzo de 1834, pág. 143.
  27. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,113-14.
  28. Traducción de José Smith (TJS) Génesis 9:6.
  29. Ver también Traducción de José Smith (TJS), Génesis 9:15-20.
  30. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,115.
  31. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith(2007), 252.
  32. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,115-16.
  33. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith,105.
  34. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith,104.
  35. Kent P. Jackson, El Evangelio Restaurado y el Libro de Génesis,118.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s