Las Escrituras: la palabra de Dios

Principios básicos del Evangelio

Las Escrituras: la palabra de Dios

Las Escrituras son libros sagrados que fueron escritos principalmente por profetas. Testifican de Jesucristo y enseñan acerca de Su evangelio. Las Escrituras oficiales de la Iglesia son la Biblia (que incluye el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento), el Libro de Mormón, Doctrina y Convenios y la Perla de Gran Precio.

El Antiguo Testamento

El Antiguo Testamento es un registro de la relación de Dios con Su pueblo del convenio en la antigüedad. Contiene las enseñanzas de profetas tales como Moisés, Josué, Isaías, Jeremías y Daniel. Aunque se escribió cientos de años antes del nacimiento de Jesucristo, muchos profetas del Antiguo Testamento escribieron acerca de Él.

El Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento es un registro del nacimiento, de la vida terrenal, de las enseñanzas y de la expiación de Jesucristo. También incluye las enseñanzas de los apóstoles de Cristo y de otros discípulos. El Nuevo Testamento nos ayuda a entender cómo vivir el evangelio de Jesucristo en la actualidad.

El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo

El Libro de Mormón es un registro de algunos de los pueblos que vivieron en la antigua América. Contiene enseñanzas de profetas y su propósito principal es convencer a todas las personas de que Jesús es el Cristo. El profeta José Smith lo tradujo de planchas de oro por el don y el poder de Dios.

Doctrina y Convenios

Doctrina y Convenios contiene revelaciones que se dieron al profeta José Smith y a otros profetas de los últimos días. Las revelaciones describen cómo está organizada la Iglesia de Cristo. También contienen importantes enseñanzas del Evangelio sobre el sacerdocio, las ordenanzas del Evangelio y lo que sucede después de esta vida.

La Perla de Gran Precio

La Perla de Gran Precio incluye los libros de Moisés y de Abraham, el testimonio de José Smith y los Artículos de Fe de la Iglesia. También incluye José Smith—Mateo, parte de la traducción de José Smith del Nuevo Testamento.

El estudio de las Escrituras

Los profetas nos han enseñado que hemos de estudiar las Escrituras a diario. El hacerlo nos ayuda a aumentar nuestra fe y acercarnos más al Padre Celestial y a Jesucristo. Al estudiar las Escrituras con espíritu de oración, el Espíritu Santo nos ayudará a encontrar respuestas a nuestras preguntas.

Los profetas modernos

Cuando los profetas y Apóstoles actuales hablan por el poder del Espíritu Santo, sus palabras son como Escrituras. Un ejemplo de ello es la conferencia general. Podemos estudiar las enseñanzas de la conferencia en los ejemplares de mayo y noviembre de la revista Liahona.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s