La restauración diaria

La restauración diaria

Élder Dieter F. Uchtdorf
Del Cuórum de los Doce Apóstoles
Mira el discurso completo

La restauración diaria

Necesitamos una infusión continua y diaria de luz celestial.

¿No es interesante cómo pequeños factores, aparentemente insignificantes, pueden marcar una gran diferencia en nuestra vida?

La mayoría de los cambios en nuestra vida espiritual, tanto positivos como negativos, ocurren gradualmente, paso a paso.

[N]osotros tenemos puntos de referencia confiables y visibles que podemos utilizar para evaluar nuestro recorrido.

¿Y cuáles son esos puntos de referencia?

Sin duda incluyen la oración diaria, meditar en las Escrituras y el uso de herramientas inspiradas como Ven, sígueme. Cada día podemos acercarnos al trono de Dios con humildad y sinceridad. Podemos reflexionar sobre nuestras acciones y repasar los momentos de nuestro día, considerando nuestra voluntad y deseos a la luz de los Suyos.

Piensen en ello como su restauración diaria y personal. En nuestro trayecto como peregrinos por el sendero de la gloria, sabemos lo fácil que es desviarse; pero, así como las pequeñas desviaciones pueden alejarnos del camino del Salvador, también los pequeños y sencillos actos de reajuste pueden sin duda llevarnos de regreso.

Podemos navegar entre las tinieblas y las pruebas de esta vida y encontrar el camino de regreso a nuestro amoroso Padre Celestial si buscamos y aceptamos los puntos de referencia espirituales que Él ha proporcionado, acogemos la revelación personal y nos esforzamos por la restauración diaria. Así es como nos convertimos en verdaderos discípulos de nuestro amado Salvador, Jesucristo.