Reseña Histórica – Un día como Hoy 21 de Abril

Clarissa West Smith

Clarissa Smith Williams – Sexta Presidenta General de la Sociedad de Socorro 1921–1928

  • 21 de abril de 1859

Clarissa West Smith nació el 21 de abril de 1859 en Salt Lake City, Utah. Fue la primera de las cinco hijas de Susan Elizabeth West y George A. Smith. Las mejores amigas de Clarissa fueron las hijas del presidente Brigham Young. Se graduó en la Universidad de Deseret (actualmente, Universidad de Utah) con un certificado en magisterio y más tarde abrió su propia escuela privada en Parowan, Utah.

El 17 de julio de 1877 Clarissa se casó con su novio William Newjent Williams, con quien había estado saliendo durante dos años, y lo hizo el día antes de que él partiera a una misión de dos años en Gales, su tierra natal. Ella enseñó en la escuela hasta su regreso. Tuvieron 11 hijos, tres de los cuales murieron antes de alcanzar la madurez.

Mediante el Departamento de Servicio Social de la Sociedad de Socorro, de reciente creación, la Sociedad de Socorro trabajó conjuntamente con barrios y estacas para ayudar a mujeres y jovencitas con pocos recursos a encontrar empleo, colocar niños para ser adoptados, dirigir un almacén de ropa usada y artículos para distribuirse entre los necesitados, tener clínicas, enviar ayuda a una Europa destruida por la guerra y ofrecer cursos de capacitación en obras de caridad y auxilio, crianza de niños, higiene, enfermedades, cuidado de enfermos, prevención del crimen, condiciones económicas y muchos otros temas.

A Clarissa le preocupaba en especial la alta tasa de mortalidad materna e infantil. En 1922 los registros de la Iglesia mostraron que se habían producido 58 defunciones de madres y 751 fallecimientos de niños en la infancia. Como respuesta, Clarissa propuso que las ganancias del fondo de trigo de la Sociedad de Socorro se destinaran “en bien del interés de la maternidad y de las madres de toda la Iglesia”. La propuesta fue aprobada, y los barrios y las estacas de todo el mundo utilizaron los fondos para hacer cuanto pudieran, desde recaudar fondos para maternidad para usarse en los partos en los hogares, hasta abrir hospitales de maternidad. En 1924 el Obispado Presidente informó que las vidas de 500 niños se habían salvado gracias a los esfuerzos de la Sociedad de Socorro.

Muchos de los esfuerzos de Clarissa en la obra social, humanitaria y de bienestar contribuyeron a preparar el camino para el actual sistema de bienestar de la Iglesia. La Sociedad de Socorro estableció un programa de capacitación para ayudantes de enfermera. A petición de Clarissa se crearon cinco fondos de préstamo en honor de las anteriores Presidentas Generales de la Sociedad de Socorro. Los fondos se otorgaban a las mujeres matriculadas en estudios superiores, a estudiantes de enfermería, poetisas, y también se usaron para la obra del templo. El primer mensaje mensual del programa de las maestras visitantes se publicó en la Revista de la Sociedad de Socorro.

Clarissa falleció el 8 de marzo de 1930.