La perla de gran precio

Conferencia General Pctubre 1982

La Perla de Gran Precio

J. Thomas Fyans

por el élder J. Thomas Fyans
de la Presidencia del Primer Quórum de los Setenta


Mis queridos hermanos y hermanas, que enorme privilegio el pararme ante vosotros para dejaros mi testimonio de Jesucristo.

Existe una antigua leyenda oriental que nos cuenta acerca de un joyero que tenia a la venta una preciosa perla. A fin de dar a la joya el debido realce, decidió que fabricaría un estuche de la madera mas fina en el cual la colocaría. Hizo entonces que le trajeran la madera de un lugar distante, tras lo cual la pulió hasta sacarle brillo; reforzó luego las esquinas del estuche con finísimas esquineras de bronce y forró su interior con terciopelo rojo. Como toque final, perfumó el interior del estuche con delicados aromas para luego colocar dentro de él la hermosa perla.

Seguidamente puso el estuche con la joya en el escaparate de su comercio, poco después de lo cual, pasó por el lugar un hombre rico que se sintió atraído por lo que había visto y comenzó a negociar con el joyero a fin de efectuar la compra. Antes de que transcurriera mucho tiempo en las negociaciones, el joyero se dio cuenta de que el hombre estaba mas interesado en el cofre que en la perla. Tal había sido el efecto de la belleza del estuche, que poco había reparado en la perla que contenía.

Recientemente tuvimos en nuestro hogar a unos amigos que no son miembros de la Iglesia, provenientes de otro estado. Estuvieron con nosotros cerca de una semana. Uno de ellos es un hombre sumamente educado, quien en los comienzos de su formación académica se estaba preparando para el ministerio, aunque mas tarde decidió orientar sus estudios hacia el campo de la sicología, en el cual finalmente recibió su doctorado. Poco después de recibirse instaló una clínica donde en la actualidad trabajan varios siquiatras, sicólogos y trabajadores sociales. Cabe destacar que este señor también es asesor ante un consejo estatal de educación y ante una universidad estatal, incluyendo entre sus funciones la formulación de exámenes de acreditación universitaria.

Cuando nos enteramos de que nos visitaría tan destacado caballero, comenzamos a preguntarnos que tipo de cosas podríamos mostrarle y cómo podríamos explicarle en cuanto a nuestras creencias.

En primer lugar lo llevamos a visitar el magnífico Tabernáculo de la Manzana del Templo. Lo hicimos un domingo por la mañana y quedó tremendamente impresionado con la habilidad artística del coro. Después lo llevamos hasta el Centro de Visitantes, también en la manzana, y le mostramos y explicamos lo que podía ver ahí.

Otra de las cosas que hice, fue concertar una entrevista con el Comisionado de Educación de la Iglesia. Quería impresionarlo en el sentido de que contamos con gente altamente preparada en el campo de la educación. También lo llevamos a la Universidad Brigham Young, en donde tuvo oportunidad de conocer colegas suyos e intercambiar opiniones con ellos. Confiábamos en que también se sintiera impresionado con la universidad, y así fue.

Después lo lleve «detrás del telón», podríamos decir, y visitamos el departamento donde se elaboran los diferentes cursos de estudio de la Iglesia. En virtud de su carrera como educador, había tomado parte en funciones de ese tipo para diferentes niveles, pero al ver la forma en que nosotros trabajamos en la Iglesia, quedó también favorablemente impresionado. Me comentó que nunca había visto nada igual.

-Deberían otorgarles el premio Nobel en planificación de cursos de estudio-agregó.

Muchas fueron las cosas que vio durante su estadía, así que en la ultima noche que paso con nosotros, le dije:

-¿Tiene alguna pregunta?

El me respondió:

-¿Cuál es la esencia de todo esto?

Entonces abrimos la Biblia y leímos algunos pasajes en el Antiguo Testamento y luego en el Nuevo Testamento. Después buscamos en otro testamento, el Libro de Mormón, y estudiamos en los escritos de Alma y en otras partes de este en cuanto a que Jesús es el Cristo. Entonces nos referimos a un volumen de Escrituras mas contemporáneo y estudiamos las secciones 76 y 138 de Doctrina y Convenios, para luego leer en La Perla de Gran Precio.

También hablamos de la concordancia entre todos estos libros, que no están aislados entre si, sino que forman una unidad y provienen de una misma fuente: el Señor Dios y su Hijo Jesucristo, quienes a lo largo de las épocas, mediante los profetas, han inspirado todos esos pensamientos y han hecho que se escribieran para que nos sirvieran de sostén y nos ayudaran a entender esta perla de gran precio que son las Escrituras.

Contamos con muchas enseñanzas hermosas en esta Iglesia, todas las cuales contribuyen a que vivamos una vida mucho mas plena; sin embargo, al mirar todas sus ramificaciones y al llegar a la medula misma, nos damos cuenta de que todo esto encierra un claro mensaje: SI, el Señor Jesucristo vino en el meridiano de los tiempos. Entonces llamó a otros -apóstoles, setentas, y demás- para ayudarle en esa magnífica tarea. Mas tarde fue clavado en la cruz y luego sepultado, y en el tercer día resucitó. El vive hoy y por esa causa nosotros podremos vivir mañana. Esa, según le dije a mi amigo, es la esencia de lo que había conocido de la Iglesia durante su estadía.

Os doy mi testimonio, hermanos y hermanas, de que yo se que Jesús es el Cristo y que esta es la Iglesia de Jesucristo. Hay varios testamentos de El: el Antiguo Testamento, el Nuevo Testamento y otro mas, conocido como El Libro de Mormón. Que podamos nutrirnos de estos testamentos para hacer crecer nuestro testimonio, y que podamos compartirlo con otras personas para que venga el reino de Dios a la tierra, lo ruego humildemente en el santo nombre del Señor Jesucristo. Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s