El COVID-19 y los templos

El COVID-19 y los templos

Por el presidente Russell M. Nelson
Presidente de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días
Conferencia General Abril 2021

Mantengan sus convenios y bendiciones del templo en primer plano en la mente y el corazón. Sean fieles a los convenios que han hecho.

Mis amados hermanos y hermanas, en verdad hemos tenido un festín espiritual. Cuán agradecido estoy por las oraciones, los mensajes y la música de toda la conferencia. Gracias a cada uno de ustedes por unirse a nosotros, dondequiera que estén.

A principios del año pasado, debido a la pandemia del COVID-19 y a nuestro deseo de ser buenos ciudadanos del mundo, tomamos la difícil decisión de cerrar todos los templos provisionalmente. Durante los meses subsiguientes, nos hemos sentido inspirados a reabrirlos gradualmente con suma prudencia. Los templos ya se están abriendo en cuatro fases, respetando rigurosamente los reglamentos y protocolos de seguridad de los gobiernos locales.

En el caso de los templos en la fase 1, los matrimonios que reúnan los requisitos y hayan recibido previamente su investidura pueden ser sellados como marido y mujer.

En el caso de los templos en la fase 2, se efectúan todas las ordenanzas de personas vivas, incluso la investidura, el sellamiento del esposo y de la esposa, y el sellamiento de los hijos a los padres. Recientemente hemos enmendado las disposiciones de la fase 2 y se permite que nuestros jóvenes, los nuevos miembros y otras personas que tengan una recomendación de uso limitado participen en bautismos mediante representante por sus antepasados.

En el caso de los templos en la fase 3, aquellos con cita previa pueden participar no solo en las ordenanzas por los vivos, sino también en todas las ordenanzas mediante representante por los antepasados fallecidos.

La fase 4 es el regreso a la actividad plena y regular del templo.

Estamos agradecidos por su paciencia y servicio dedicado durante este período de cambios y desafíos. Ruego que su deseo de adorar y de prestar servicio en el templo ahora sea más ardiente que nunca.

Probablemente se estén preguntando cuándo podrán regresar al templo. Respuesta: su templo abrirá las puertas cuando lo permitan los reglamentos del gobierno local. Su templo se reabrirá cuando la incidencia del COVID-19 en su región esté dentro de límites seguros. Hagan todo lo posible para ayudar a reducir las cifras del COVID en su región, para que sus oportunidades de asistir al templo puedan aumentar.

Mientras tanto, mantengan sus convenios y bendiciones del templo en primer plano en la mente y el corazón. Sean fieles a los convenios que han hecho.

¡Estamos edificando ahora para el futuro! Actualmente hay cuarenta y un templos en construcción o renovación. ¡Apenas el año pasado, a pesar de la pandemia, se dio la palada inicial de veintiún templos nuevos!

Deseamos acercar aún más la Casa del Señor a nuestros miembros, para que tengan el sagrado privilegio de asistir al templo tan a menudo como sus circunstancias lo permitan.

Al anunciar los planes de construir veinte templos más, medito y elogio a los pioneros, del pasado y el presente, cuyas vidas consagradas han ayudado a que se haga historia el día de hoy. Se construirá un nuevo templo en cada uno de los siguientes lugares: Oslo, Noruega; Bruselas, Bélgica; Viena, Austria; Kumasi, Ghana; Beira, Mozambique; Ciudad del Cabo, Sudáfrica; Singapur, República de Singapur; Belo Horizonte, Brasil; Cali, Colombia; Querétaro, México; Torreón, México; Helena, Montana; Casper, Wyoming; Grand Junction, Colorado; Farmington, Nuevo México; Burley, Idaho; Eugene, Oregón; Elko, Nevada; Yorba Linda, California; y Smithfield, Utah.

Los templos son una parte vital de la restauración del evangelio de Jesucristo en su plenitud. Las ordenanzas del templo llenan nuestra vida de poder y fortaleza, que no se pueden obtener de ninguna otra manera. Damos gracias a Dios por esas bendiciones.

Al concluir esta conferencia, expresamos de nuevo nuestro amor por ustedes. Rogamos que Dios derrame Sus bendiciones y cuidado protector sobre cada uno de ustedes. Juntos, nos encontramos en Su sagrado servicio. ¡Con valentía, trabajemos hoy en la obra gloriosa del Señor! Ruego por ello, en el sagrado nombre de Jesucristo. Amén.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s