Las bendiciones patriarcales: Una guía inspirada para su vida

Lo que creemos

Las bendiciones patriarcales:
Una guía inspirada para su vida


En la Iglesia hay dos clases de patriarcas: (1) los padres; y (2) los hombres que han sido ordenados al oficio de patriarca en el Sacerdocio de Melquisedec. Los padres que poseen el Sacerdocio de Melquisedec pueden dar bendiciones a los miembros de su familia. Si bien los integrantes de la familia pueden conservar un registro de ellas, esas bendiciones no quedan registradas en la Iglesia. Por otra parte, las bendiciones que un patriarca ordenado da a los miembros dignos sí se registran en la Iglesia, y a esas bendiciones se las llama “bendiciones patriarcales”.

Los patriarcas dan bendiciones de acuerdo con la inspiración del Espíritu Santo. La bendición patriarcal que ustedes reciban podría contener advertencias y promesas, y quizás revele lo que el Señor espera de ustedes y cuál es su potencial. Las bendiciones prometidas se cumplirán en el tiempo del Señor, y dependen de la fidelidad que ustedes demuestren. Esas bendiciones prometidas únicamente se recibirán si siguen el consejo de la bendición; e incluso puede que algunas de las bendiciones se cumplan en la vida venidera. La bendición patriarcal no les mencionará todos los detalles de su vida; si no menciona una misión de tiempo completo o el matrimonio en el templo, por ejemplo, no quiere decir que no vayan a tener esas oportunidades.

La bendición patriarcal también les declarará su linaje en la casa de Israel: podrían provenir de la tribu de Efraín, de Judá, de Manasés o de una de las otras tribus. Ese linaje es importante debido al convenio de Abraham, que abarca la promesa que el Señor le hizo a Abraham, de que por medio de su posteridad “serán bendecidas todas las familias de la tierra, sí, con las bendiciones del evangelio” (Abraham 2:11). Todos los miembros de la Iglesia pertenecen a la casa de Israel, ya sea por descendencia directa o por adopción espiritual. Como tales, tenemos una función que desempeñar a fin de llevar el Evangelio al mundo.

Para recibir la bendición patriarcal, hablen con su obispo o presidente de rama, quien puede darles una recomendación para que la reciban. Pueden realzar la experiencia de recibir la bendición si ayunan y oran de antemano. Los miembros de su familia más cercana pueden estar presentes cuando reciban la bendición patriarcal,

y una vez que la reciban, se les enviará una copia impresa. Manténganla confidencial, pues los consejos y las promesas que en ella se encuentran son personales y no deben compartirse de manera informal con otras personas. Estúdienla a menudo, ya que les proporcionará guía, consuelo y protección.

Las bendiciones patriarcales comenzaron en los días de Adán, cuando él bendijo a su posteridad (véase D. y C. 107:53; véase también Génesis 49 para leer el relato de la bendición que Jacob dio a su posteridad).

El oficio de patriarca, al que se llama “evangelista” en el Nuevo Testamento, se restauró en los últimos días. Joseph Smith, el padre del Profeta, fue el primer patriarca de la Iglesia.

A fin de saber si están preparados para recibir la bendición patriarcal, hablen con su obispo o presidente de rama.

Después de que la reciban, estúdienla a menudo y esfuércense por seguir sus consejos; les brindará consuelo y fortalecerá su fe.

Todas las bendiciones patriarcales se guardan en las Oficinas Generales de la Iglesia. En caso de que perdiesen su copia, pueden solicitar otra en: LDS.org.


“El mismo Señor que le  proporcionó la Liahona a Lehi, nos brinda a nosotros hoy un don valioso y excepcional que nos da dirección en la vida, que marca los peligros que se nos interponen y nos traza  el camino, un sendero seguro, no hacia una tierra prometida, sino hacia nuestro hogar celestial. El don al cual me refiero es nuestra bendición patriarcal. Todo miembro digno de la Iglesia tiene derecho a recibir ese tesoro personal preciado e invaluable”.
Leer discurso: “Vuestra bendición patriarcal: una Liahona de luz

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las bendiciones patriarcales: Una guía inspirada para su vida

  1. cecilia dijo:

    Mi bendicion ,una herramienta certera para no apartarme del camino

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s