Dichosa anticipación

Dichosa anticipación


Esta época del año nos colma de dichosa anticipación. A medida que en el hemisferio norte el calor del verano da paso al otoño y recibimos los frutos de la cosecha, el ciclo de gratitud se entrelaza naturalmente con generosas dádivas.

Quizá sea esa la razón por la cual ansiamos la llegada de la Navidad, pues en ella tendemos a pensar más en otras personas que en nosotros mismos. Extendemos más amor; ofrecemos más bondad; dedicamos más tiempo. Nos reunimos con seres queridos y abrimos el corazón a la esperanza y a la fe. Aunque se acerca el frío invernal, sentimos la calidez que caracteriza la Navidad. De hecho, es una tradición navideña nacida hace siglos.

Hace mucho tiempo, en una apacible y estrellada noche en Belén, la primera Navidad llegó a ser el cumplimiento de una anhelada promesa; anticipada por humildes pastores y nobles magos. Por cierto, toda la eternidad observaba en dichosa anticipación, pues la promesa de la Navidad nos brinda algo maravilloso por lo cual esperar. Siempre parece dotarnos de mayor perspectiva, más disposición a hacer a un lado cosas menos importantes, y más esperanza de cosas buenas por venir.

No llama la atención que la Navidad sea la época más anticipada del año. Un conocido clérigo y autor norteamericano lo describió de este modo:

¡En todas partes del mundo hoy es Navidad!
En tierras del abeto y del hermoso pino,

Donde crece la palma o el fruto del vino;

Es Navidad donde hay montañas nevadas,
Y en tierras de plantío por el sol bañadas.
¡En todas partes del mundo hoy es Navidad!

Donde reina la paz, cual paloma que vuela,
O en crudas batallas donde el hombre pelea.
¡En todas partes del mundo hoy es Navidad!

Pues el niño Jesús hoy nos viene a salvar,
Tanto al rey como a su siervo, Él ama a todos por igual.

Sí, todos podemos ser tocados por la dichosa anticipación que ofrece la Navidad. Solo tenemos que abrir el corazón a sus maravillas, y nuestros hogares a su paz y su esperanza.


Ver más Palabras de Inspiración

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s