La ventana del alma

La ventana del alma


Era una noche muy agitada en aquel mesón de Belén hace dos mil años —tan agitada, de hecho, que cuando María y José llegaron, no había más lugar para hospedarlos. Por eso la pareja tuvo que buscar refugio en un modesto establo. Allí fue donde nació el niño Jesús, rodeado de humildes animales y sencillos pastores. Por cierto que el Rey de reyes merecía algo mucho mejor, pero no lo tuvo, y quizá haya en ello una lección para todos nosotros.

En nuestras vidas a menudo puede haber tanta agitación como en aquel abarrotado mesón de Belén, con tantas prioridades en pugna. Irónicamente, tal parece ser el caso en la época de Navidad, pero debemos recordar que aquella fue una noche de paz y solaz, alejada del ajetreo del mesón.

¿Dónde podemos hallar hoy un lugar tan sagrado? Para algunos quizá sea un hogar donde se reúne la familia y los amigos; para otros, la serenidad de la naturaleza —un amanecer o una puesta de sol. Otras personas tal vez lo hallen en una capilla sumergidos en el eco de música sacra, o quizá no sea un lugar en sí, sino un momento de reflexión, de introspección, de oración.

Ciertamente, el espíritu de la Navidad no proviene de lo que nos rodea, sino de nuestro interior. El líder religioso Thomas S. Monson, dijo: “El espíritu de la Navidad es el espíritu del amor, la generosidad y la bondad. Al iluminar ese espíritu la ventana del alma, miramos a través de ella la vida tan agitada del mundo y nos interesamos más en la gente que en las cosas”.

Cuando el espíritu de la Navidad brilla en nuestra ventana, ¿qué vemos? ¿Acapara nuestra atención lo deslumbrante y lo superficial, o advertimos lo sencillo y lo sagrado? Por cierto que la vida puede ser agitada, pero si hacemos lugar para el Rey de reyes, el corazón parecerá agrandarse y sentiremos el deseo de dar amparo a cada vez más necesitados. Éste es, en parte, el milagro de la Navidad.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s