Pequeño, apacible y lleno de paz

Pequeño, apacible y lleno de paz


A menudo, los pequeños esfuerzos se vuelven grandes logros. De hecho, podríamos decir que todo empieza pequeño. De una sencilla idea surge un descubrimiento que transforma nuestra forma de vivir. Una gran tormenta empieza con unas gotas de lluvia, y un niñito puede ablandar el corazón más duro e inspirarnos a mejorar.

La esplendorosa época de la Navidad es otro buen ejemplo. Cada año, en el espíritu de regocijo y buen ánimo, decoramos nuestras casas y nos reunimos con seres queridos para celebrar. Es bueno ser feliz, pero también lo es recordar que toda esta algarabía comenzó de un modo sencillo, en una noche de luz y calma. Así que hoy hablemos de cosas pequeñas, apacibles y llenas de paz.

Hace dos mil años, nació un niño —en un pequeño pueblo, en un pequeño establo, el único lugar que su madre pudo encontrar. El mundo al que llegó estaba lleno de conflicto y sediento de paz —no muy diferente al actual. Pero aquella noche, al menos, fue pequeña, apacible y llena de paz, y es en la silenciosa pequeñez de Su nacimiento que hallamos el prometido esplendor.

El niño creció hasta llegar a ser un hombre, de gracia en gracia, y trajo un mensaje de amor, compasión y longanimidad. Ante el odio, Él respondió con amor; ofreció compasión aunque ninguna recibió a cambio, y fue longánimo aun cuando se le trató con crueldad. En medio de todo ello, Él cambió el mundo para siempre.

Al recordar Su nacimiento y celebrar Su vida, pensemos en lo que es pequeño, apacible y lleno de paz. Tal vez podríamos simplificar un poco nuestras celebraciones, aminorar la marcha y hallar formas de ayudar a otras personas de la manera como lo hizo el mismo Jesús. Quizá podríamos dedicar tiempo a reflexionar, a escuchar y a buscar la paz en medio de la conmoción. En este mundo tan grande y agitado podemos producir un muy esperado cambio; algo pequeño, apacible y lleno de paz.


Ver más Palabras de Inspiración

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s