Un año de posibilidades

Un año de posibilidades


Al cerrar un calendario, abrimos otro. Pensamos en el pasado y anticipamos lo que ha de venir; miramos hacia atrás y al mismo tiempo hacia adelante cada vez que comenzamos otro año.

En realidad, el primero de enero es un día más, no muy diferente a los restantes 364 del año, pero ha llegado a ser un día de celebración. ¿Por qué tanto alboroto? Tal vez tenga que ver con el misterio que presenta un nuevo año. Nadie sabe qué es lo que nos depararán los siguientes 12 meses, qué nuevas experiencias tendremos, ni qué sorpresas nos aguardan.

Claro que, a veces, la incertidumbre puede ser incómoda y hasta atemorizante, pero también nos puede liberar. Un año nuevo representa el volver a empezar, una oportunidad de mejorar, y de lograr cosas nunca hechas antes. Es posible que hayamos cometido errores en el pasado, pero el nuevo año nos invita a olvidarlos. “Lo pasado, pisado”, nos decimos, y tratamos de que este año sea diferente y hasta mejor.

Hace más de seis décadas en este mismo programa, el presentador Richard L. Evans dijo: “Hay veces que recalcamos sobremanera la incertidumbre”, y sugirió que es mejor afrontar el nuevo año con fe, esfuerzo y paciencia. “Debemos estar dispuestos a trabajar sin saber lo que el futuro nos depara, y a aguardar los resultados libres del vano orgullo y la mezquindad. Debemos confiar en que Dios no nos abandonará ni dejará sin recompensa el bien que hagamos”.

Sí, celebramos el día de Año Nuevo como una expresión de fe. Creemos que si somos diligentes y pacientes, cada año puede ser mejor que el anterior. En ese espíritu, Richard Evans ofreció estas palabras de despedida al año que terminaba, y de bienvenida al siguiente: “Que Dios nos conceda fe, trabajo, paciencia y un poco de tiempo para gozar las bondades de la vida con nuestros seres queridos, para dejar atrás la contención, para ver más allá de las dudas, y para caminar en humildad junto a Él, quien nos dio vida sempiterna, y quien conserva el curso de la Creación.


Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Un año de posibilidades

  1. Víctor Teodoro Sarmiento dijo:

    Excelente fuente de motivación.Me ayuda mucho.Mil Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s