Tu libro de posibilidades

Tu libro de posibilidades

Por Rebecca L. Craven
Segunda Consejera de la Presidencia General de las Mujeres Jóvenes

Tu bendición patriarcal será de gran ayuda para ti. Y puedes prepararte ahora para recibirla.

Los jóvenes a menudo me preguntan: “¿Cómo sé cuándo estoy listo para recibir mi bendición patriarcal?”. ¡Qué gran pregunta! Lo más probable es que si preguntan, quizás estén listos.

¿Qué es una bendición patriarcal?

Una bendición patriarcal es una bendición inspirada del Padre Celestial dada por un patriarca ordenado, por lo general de tu estaca. Es un mensaje personal y revelador solo para ti. Tu bendición te dará consejos, advertencias, sugerencias y promesas para ayudarte a dirigir tu vida.

Karl G. Maeser, exdirector de la Academia Brigham Young, describió esas bendiciones como “párrafos tomados del libro de las posibilidades de la persona”1. Recibir mi bendición patriarcal cuando era una mujer joven fue una gran ayuda para mí. ¡También puede ser de gran ayuda para ti!

¿Qué puedes aprender de tu bendición patriarcal?

Tu identidad

Tu bendición te asegurará tu legado divino como hija o hijo de padres celestiales. Mediante tu bendición, el Padre Celestial reafirmará Su amor por ti. Él desea que regresemos a vivir con Él otra vez. La guía que Él te revele en tu bendición te ayudará a permanecer en la senda de los convenios de regreso a Él. Puedes sentir Su amor cada vez que leas tu bendición.

Tu bendición patriarcal también incluye una declaración de tu linaje, declarando que eres de la casa de Israel, un descendiente de Abraham y que tienes derecho a todas las bendiciones prometidas a su posteridad2.

Ayuda y guía personalizadas

Una de las partes más importantes de tu bendición patriarcal es el consejo individual que recibirás. El Padre Celestial te conoce mejor de lo que tú te conoces a ti mismo. Es por eso que el seguir el consejo específico que Él te da te ayudará ahora y a lo largo de tu vida.

Cuando era joven, recuerdo haber sido tentada por todo tipo de decisiones mundanas. Cuando esas tentaciones llegaban, pensaba en mi bendición patriarcal. El consejo y las promesas de mi bendición me dieron la fortaleza y el valor para tomar buenas decisiones.

No te desanimes si algunas de las cosas que se mencionan en tu bendición no suceden de inmediato. Tu bendición se extiende a las eternidades. A medida que te esfuerces por mantenerte digno, recibirás todo lo que el Padre Celestial te ha prometido.

Tu objetivo

El Padre Celestial tiene una obra para que hagas en Su gran plan de felicidad. Es posible que tu bendición te hable de cosas específicas que Él necesita que hagas. También podría hablarte de tus dones y talentos únicos. Y también puedes aprender lo que Él necesita que desarrolles para bendecir tu vida y la vida de los demás. Piensa en todas las posibilidades.

¿De qué manera te puedes preparar para recibir tu bendición patriarcal?

El hermano Dennis Lifferth, patriarca de Centerville, Utah, EE. UU., tiene algunos consejos excelentes sobre cómo prepararse. Él dijo: “La preparación para tu bendición patriarcal es casi tan importante como la bendición misma. Es durante tu tiempo de preparación que puedes reflexionar sobre tu vida, considerar el camino en el que te encuentras, lo que esperas llegar a ser y qué don espiritual te gustaría desarrollar”.

¿Te estás esforzando para ofrecer tus oraciones, estudiar las Escrituras y hacer lo mejor que puedas por seguir al Salvador? Esas cosas te ayudarán a prepararte.

No tienes que ser perfecto para recibir tu bendición patriarcal, pero debes ser digno. Si eres digno de tener una recomendación para el templo, eres digno de recibir tu bendición patriarcal. A medida que aumente tu interés y deseo de recibir esta bendición, fija una cita para reunirte con tu obispo.

Una bendición para toda la vida

Dado que cada bendición patriarcal es sagrada y personal, no debes comparar la tuya con la de los demás. Recuerda, ¡esta bendición es solo para ti! Debes repasarla con reverencia y compartirla solo con tus familiares cercanos3.

Te fortalecerás al leer tu bendición a menudo y meditar en las palabras que se te hayan dado. A medida que te esfuerces por vivir digno de recibir las bendiciones prometidas, encontrarás la paz, la guía y el gozo que nuestro Padre Celestial desea para ti.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s