La promesa de días mejores

La promesa de días mejores


Maynard Dixon, un destacado artista del siglo pasado, es reconocido por sus vibrantes pinturas del Oeste norteamericano. Dedicó gran parte de su vida a viajar por esas regiones que tanto amaba, plasmando en la tela imágenes de la gente y los lugares que veía. Pero durante la Gran Depresión de los años 30, su enfoque cambió y empezó a pintar una serie de emotivas escenas de obreros desempleados. Una de tales pinturas, “El hombre olvidado”, captó el conmovedor sentir de muchísimas personas en aquellos días.

Un hombre cabizbajo sentado en una acera, recostado a un muro de piernas anónimas. La gente parece seguir de largo sin prestarle atención —están solo envueltos en sus cosas y van deprisa a algún lugar. Pero ese hombre olvidado, parece ser invisible, hecho a un lado e inadvertido por quienes pasan junto a él. Parece estar desconsolado, agobiado y carente de esperanza.

La obra de Maynard Dixon traspone, en cierto modo, las barreras del tiempo. ¿Quién no se ha sentido solo y olvidado en ocasiones? A veces parece que todos los demás siguen adelante en pos del éxito, mientras uno siente como si el mundo le dejara atrás y en el olvido.

En momentos como esos es bueno recordar que más allá de cómo seamos tratados por los demás, Dios nunca nos olvida. Él ha puesto cosas buenas en nuestra vida que nos aligeran las cargas si es que las buscamos. Nos ha enviado aquí con el propósito de influir positivamente en quienes nos rodean. Podemos empezar por comprender que no somos los únicos que se sienten olvidados, y hacer algo cada día, por pequeño que parezca, para tenderle la mano a alguien que esté abatido. Podemos hacer nuestra parte para asegurarnos de que no haya nadie que se sienta olvidado.

Si así lo hacemos, las semillas de la esperanza comenzarán a germinar en el corazón. Por lo general, el cambio no será inmediato ni drástico, pero de un modo paulatino, empezará a cumplirse la promesa de días mejores.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s