Liahona Septiembre 2021

Fue bautizada en medio de la pandemia

Por Carolina Flete

Ella es Dorinelis Francisca de ocho años, quien nació en un hogar donde se viven los principios del Evangelio.

Ni sus padres ni ella misma se imaginaban las condiciones del mundo cuando se pusieron la meta de que al cumplir ocho años ella se bautizaría el sábado 16 de mayo de 2020.

“La bautizamos en medio de esta pandemia, porque fue una meta que nos pusimos antes de que esto pasara y la obra no se puede detener”. Estamos muy felices y agradecidos y ella lo está aún más feliz porque sabe cuán importante es el bautismo”, dice su padre, Víctor Cepeda, quien la bautizó.

El bautismo representa un paso que marca el inicio del camino de nuestro regreso a “casa” con nuestro Padre Celestial. Hemos recibido un cuerpo y llegamos a esta tierra dispuestos a pasar por experiencias y recibir ordenanzas que nos ayudarán en nuestro esfuerzo de alcanzar la “vida eterna”.

Cuando nos bautizamos y hacemos convenio de tomar sobre nosotros el nombre de Jesucristo, recordarle siempre y guardar Sus mandamientos, aún en las circunstancias donde nosotros nos podemos considerar débiles, nos comprometemos a seguir con determinación los pasos de nuestro Salvador y Redentor.

“Se que esta obra es verdadera y que es una obra de milagros y que, si somos leales y fieles en guardar los mandamientos, Dios no nos dejara solos en momentos de dificultad”, dice emocionada la niña Dorinelis.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s