Palabras de Inspiración

Un catalizador de cambios positivos

En nuestros esfuerzos por mejorar el mundo, o al menos a nosotros mismos, a veces necesitamos un catalizador.

¿Qué es un catalizador? Un científico diría que es una sustancia que crea una reacción química. Pero esa palabra tiene otro significado fuera de la esfera de la química: un catalizador puede ser un evento, o quizá una persona, que produce un cambio o acción, que hace que ciertas cosas sucedan.

Al pensar en ello, todos podemos reconocer experiencias que, de algún modo, cambiaron nuestra vida. ¿Cuáles han sido los catalizadores en su vida? Quizá un diagnóstico, una mudanza o una promoción. Tal vez fue algo más sutil, como reencontrarse con un viejo amigo, una llamada telefónica de un familiar, o una palabra de aliento de un desconocido. Con frecuencia, la causa más potente detrás de los catalizadores más significativos, es un ser humano.

Algunas personas parecen tener la capacidad de alterar situaciones comunes. Entran en un lugar y hacen que todos a su alrededor se sientan y actúen mejor por estar ellos provistos de luz, amor, sabiduría y perspectiva. Claro que también puede ocurrir lo opuesto, ya que hay quienes no dejan que ocurran cosas buenas. Ya fuera por sus actitudes o acciones, parecen impedir el progreso, la cooperación, la amistad y la comprensión.

Nos demos cuenta de ello o no, cada uno tiene el poder de ser un catalizador en la vida de otra persona y hasta en uno mismo. Si lo deseamos, podemos inspirar crecimiento y felicidad en otros.

Para ser un catalizador positivo no es necesario ser carismático ni dominante. A menudo los mejores catalizadores son personas tranquilas, equilibradas y prestas a ayudar, que tratan de dejar una situación mejor de lo que la encontraron. Claro que no siempre están felices, y que no son perfectos, pero procuran ser catalizadores de cambios positivos.

Las cosas buenas no suceden como por arte de magia, sino que son motivadas por alguien. Eso es lo que el mundo necesita más que nunca: personas que promuevan cambios positivos.